A veces pareciera haber más humanidad en los animales que en el mismo  hombre, entendiéndose por “humanidad” la capacidad de todos los seres humanos por sentir dolor, afecto, comprensión, sentimientos de solidaridad…y todo lo que cómo seres pensantes/razonantes somos capaces de hacer.

Sin embargo a diario vemos muchas personas que parecieran no hacer uso de estas capacidades ante actos crueles; por otra parte vemos animales haciendo lo que pareciera expresiones o actos de amor y solidaridad.

En este caso vemos como una mamá Orca sostiene a lo que fue su cría por las aguas de  Victoria, en Canadá; Este ballenato fue registrado recientemente el 24 de Julio como fecha de nacimiento, sin embargo su vida no fue prolongada, y simplemente el cuerpo comenzó a hundirse, lo cual sólo puede ser posible en caso de muerte, cuando esto ocurrió fue sorprendente la reacción de la madre, pues siguió su cuerpo hasta sostenerlo y llevarlo a la superficie haciendo cómo si naturalmente estuviera flotando…

Surgen 2 hipótesis, una nos dice que lo exponía en forma de luto y conmemoración, la otra, que mantenía la esperanza de que haciendo esto el ballenato volviera en vida, es cómo si ella se negase a la idea y persistente intentaba aferrarse a que si ella hacia esto, él volvería a la vida.

Increíblemente esto no es lo único que nos sorprende, si no el hecho de que mantuvo al ballenato sobre ella por 3 días, nadando y llevándolo junto con la manada, hasta encontrar la resignación y aceptar la idea que debía dejar su cuerpo caer.

 

La parte más preocupante viene al saber que ese era el único ballenato nacido en tiempo, pues en las aguas del Océano Pacifico se tienen registradas aproximadamente 75 ballenas de esta población, y su tasa de natalidad ha sido cero en los últimos años.

Esta problemática se debe a las condiciones, pues no existe suficiente alimento para ellas permanecer activas y en reproducción; la falta de alimento se ve responsabilizado a los problemas ambientales existentes… es importante recordar que ellas son de la familia de delfines oceánicos, y de esta especie son las únicas consideradas “super-depredadores” ya que por su gran versatilidad, fuerza e inteligencia, no tienen enemigos naturales más allá del hombre, los orcas se alimentan principalmente de Salmón, además mamíferos marinos y calamares, la pesca masiva y contaminación de su área, hace que el alimento se reduzca significativamente, por lo tanto al no estar bien alimentadas no pueden gestar y cuando lo hacen sus bebes no se desarrollan en las condiciones necesarios para sobrevivir.