OMS pide no poner esperanzas en inmunidad colectiva para frenar el COVID-19

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo hoy que nadie debe poner sus esperanzas en que una inmunidad colectiva permitirá frenar la pandemia de coronavirus y recordó que el mundo está lejos de alcanzar tal protección, sobre la que además se desconocen varios aspectos.

“Sabemos que menos del 10 % de la población mundial tiene evidencias de anticuerpos contra el SARS-CoV-2“, dijo la responsable de la célula creada en la OMS para luchar contra la pandemia, María Von Kerkhove, en una rueda de prensa virtual.

El director del Departamento de Emergencias de la OMS, Mike Ryan, sostuvo que “podemos decir que no estamos cerca del nivel de inmunidad requerido para detener esta enfermedad. Tenemos que centrarnos en lo que podemos hacer para detener el coronavirus y no vivir en la ilusión de que una inmunidad colectiva nos salvará”.

OMS alerta sobre propagación del coronavirus en menores de 50 años en Asia y el Pacífico

El coronavirus ha entrado en una “nueva fase” en la región Asia-Pacífico, donde se propaga actualmente entre los menores de 50 años a menudo asintomáticos, adivirtió la Organización Mundial de la Salud (OMS) este martes.

Y las personas sin síntomas o son síntomas leves corren el riesgo de infectar a personas de edad avanzada o con problemas de salud, dijo Takeshi Kasai, director de la OMS para el Pacífico occidental, en una rueda de prensa telemática.

“La epidemia está cambiando. Las personas de 20, 30 o 40 años son cada día más una amenaza”, dijo. “Muchos no saben que están infectados. Tienen síntomas ligeros o a veces ningún síntoma”.

“No estamos viendo únicamente un rebrote, yo veo señales de que hemos entrado en una nueva fase de la pandemia en Asia-Pacífico”, dijo Kasai.

Dos tercios de los contagiados de los últimos días en Japón tienen menos de 40 años, según datos de la OMS. Igual ocurre con la mitad de los infectados en Filipinas y Australia.
“Hay que redoblar esfuerzos para que el virus no llegue a las poblaciones más vulnerables”, advirtió Kasai.

Países donde la epidemia parecía estar controlada como Nueva Zelanda, Vietnam o Corea del Sur detectaron nuevos focos últimamente, lo cual obligó a las autoridades a reimponer restricciones en varias ciudades.

Recurrir a confinamientos localizados, sin consecuencias económicas tan graves para los países, parece estar funcionando en muchos casos y resultaría una herramienta útil a largo plazo, según Kasai.

Sin embargo, “la amenaza perdurará mientras el virus circule y no estemos inmunizados contra él”, advirtió.