OMS afirma que no existen datos para autorizar la combinación de vacunas

Este viernes 9 de abril, la Organización mundial de la Salud (OMS) aseguró que no cuenta con la información necesaria para respaldar una combinación de las distintas dosis de vacunas autorizadas contra la COVID-19.

El pronunciamiento del organismo internacional tiene lugar luego de que Francia anunció que aplicará las vacunas Pfizer o Moderna a los pacientes menores de 55 años que hayan recibido una primera dosis de AstraZeneca debido a que la Alta Autoridad de Sanidad de dicho país (HSA) recomendó no administrar el preparado anglo-sueco en ese grupo de personas por los casos de trombos reportados en el continente europeo.

“No hay datos adecuados como para decir que esto es algo que se puede hacer, así que en estos momentos no podemos recomendar la combinación de vacunas”, comentó la portavoz de la OMS, Margaret Harris.

De igual manera, la funcionaria informó que la intercambiabilidad entre vacunas está en estudio por sugerencia de los expertos que asesoran a la entidad en el área de la inmunización contra el SARS-CoV-2.

Por último, Harris señaló que la OMS se encuentra revisando la información brindada por los desarrolladores de la vacuna de una dosis CanSino, del preparado chino de Sinopharm y del fármaco ruso Sputnik V. De acuerdo al ritmo de revisión, la portavoz estimó que las conclusiones de cada una de las fórmulas se conocerían a fin de mes.

OMS ve “posible, pero no confirmado” vínculo entre vacuna AstraZeneca y trombos

El miércoles 7 de abril, el comité de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) consideró “posible, pero no confirmado”, el vínculo entre la vacuna contra la COVID-19 de AstraZeneca y el desarrollo de tromboembolismos en un número minoritario de pacientes que recibieron las dosis.

En un comunicado en similares términos a las conclusiones emitidas poco antes por la Agencia Europea del Medicamento (EMA), la OMS indicó que es necesario seguir investigando los factores de riesgo de las vacunaciones, pero subrayó que este tipo de efectos secundarios son “muy raros”.

Fuente: La República