Oficina de Derechos Humanos de la ONU enviará misión para investigar sucesos en Perú

La Oficina de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos anunció este lunes 16, que enviará una misión a Perú, invitada por el Gobierno, para investigar posibles violaciones a las libertades fundamentales durante la actual crisis política que vive ese país.

La portavoz de la institución Marta Hurtado confirmó el envío de la misión de expertos y manifestó la preocupación de la oficina que dirige la alta comisionada Michelle Bachelet por las denuncias de un uso innecesario y excesivo de la fuerza por parte de efectivos de seguridad, así como de detenciones sin el debido proceso.

También expresó el pesar de la oficina por la muerte de dos jóvenes manifestantes aparentemente en ejemplos de ese uso excesivo de la fuerza, y pidió una investigación imparcial y transparente de las circunstancias de esos sucesos.

“Nos preocupan asimismo informaciones que hablan de más de 90 heridos cuando participaban en manifestaciones pacíficas”, señaló la fuente oficial.

La portavoz recordó a las autoridades peruanas que “cualquier uso de la fuerza por parte de fuerzas de seguridad debe ser razonable, legal y proporcionado al nivel de la amenaza” y que no deben usarse armas de fuego para el control de manifestaciones.

Tampoco deben usarse municiones categorizadas como “menos letales”, como las balas de metal recubiertas de goma, proyectil que causó la muerte de al menos uno de los jóvenes fallecidos en la actual crisis.

Hurtado añadió que “cualquier despliegue de agentes de paisano en manifestaciones debe ser el estrictamente necesario dadas las circunstancias y estos agentes no deben incitar a la violencia”.

La portavoz subrayó que la oficina ha recibido también denuncias de detenciones arbitrarias y restricciones no justificadas a periodistas que intentaban ejercer su derecho a informar, por lo que la oficina recordó a las autoridades peruanas que “deben cumplir con sus obligaciones en relación con la libertad de prensa”.

La salida de Martín Vizcarra de la Presidencia del Perú y la posterior asunción del Poder Ejecutivo por parte del presidente del Congreso, Manuel Merino, provocaron una fuerte reacción ciudadana que fue respondida con una violenta represión del Gobierno peruano contra las manifestaciones que el sábado dejó, al menos, dos muertos y numerosos heridos.

Tras estos sucesos, el presidente provisional de Perú, Manuel Merino, no pudo resistir más su endeble mandato y renunció el domingo al cargo que había asumido hacía solo cinco días.

Fuente: La República