Niños y problemas en la visión.

Debido a la pandemia que aún vivimos, los problemas de miopía en niños se han incrementado, principalmente porque esta emergencia sanitaria nos ha llevado a permanecer más tiempo viendo pantallas en la denominada educación virtual.

Antes de la emergencia sanitaria, un niño podía pasar un promedio de dos horas y media al día para repasar tareas o elaborar trabajos escolares. Pero hoy el promedio de la escuela virtual suma alrededor de siete horas al día con las consecuencias que eso acarrea.

La educación virtual no es el único factor que podría provocar problemas en la visión, sino también las horas que los pequeños pasan en el celular o en las consolas de viodejuegos, enfocando así permanentemente objetos cercanos y causando estragos en su visión.

Aparte de la miopía, hay otras enfermedades de los ojos de los niños con las que hay que tener cuidado. Por ello, el doctor Carlos Siverio Llosa, especialista de Oftálmica Clínica de la Visión, nos detalla las siguientes señales que pueden indicarnos problemas en los ojos de los menores:

Desviación de los ojos: los niños, desde que nacen, pueden tener los ojos un poco desviados y eso puede ser considerado hasta los seis meses de edad como algo que no reviste cuidado. Si luego de ese tiempo se aprecia que los ojos siguen desviados, hay que llevar al niño al oftalmólogo pediatra para que realice un examen completo de la visión.

Presenta una mancha blanca en los ojos: otro signo que se puede presentar a partir de pocos meses de nacido es el ver un reflejo blanco en los ojos o en la pupila. El centro del ojo es negro porque por ahí entra la luz, pero si se percibe una sombra o mancha blanca, se recomienda que sea revisado inmediatamente por un especialista, ya que podría tratarse de un problema en la retina o incluso de un tumor que puede comprometer la vida del niño.

Secreción en los ojos: si el niño presenta secreción en los ojos a los pocos días después del nacimiento es esencial que sea revisado por un médico oftalmólogo. Estas conjuntivitis pueden ser muy graves y llegan a producir ceguera si no son tratadas de manera oportuna.

Se acerca mucho a la pantalla del televisor: esto puede ser un signo de un defecto refractivo (miopía, astigmatismo, hipermetropía), el cual se puede solucionar con lentes. Por ello, es fundamental observar a los menores y estar al pendiente de cualquier cambio en su rutina. Estos defectos son causa importante de un bajo rendimiento escolar.

El especialista recomienda que ante cualquier anomalía se acuda de inmediato a un especialista oftalmólogo, ya que en la mayoría de casos son problemas que se pueden solucionar. Además, sugiere que no se le deben brindar dispositivos electrónicos a niños menores de 3 años porque eso puede estimular la aparición de miopía en una edad temprana.

Recomendaciones

A partir de los 3 años en adelante se recomienda una revisión anual de los ojos con un médico oftalmólogo, ya que la medida varía constantemente.

A su vez, en caso del uso de pantallas para las clases virtuales, el marco superior de la pantalla debe estar a la altura de los ojos y se debe descansar cada 20 minutos.

Datos

Recuerde que se debe mantener una distancia mínima de 50 centímetros con la computadora.

La iluminación del ambiente debe ser similar al de la pantalla, no a oscuras.

Fuente: elperuano.pe