Nacimiento huancavelicano de Chopcca se inaugura hoy en la plaza San Pedro del Vaticano.

Más de 100 millones de turistas de diversas partes de mundo podrán apreciar desde hoy viernes 10, y por 45 días, el nacimiento huancavelicano de Chopcca en la plaza de San Pedro del Vaticano, elaborado a escala real por artistas del departamento surandino del país.
La ceremonia de inauguración, programada para las 17:00 horas locales (11:00 horas en Perú), contará con la presencia del canciller Oscar Maurtua de Romaña; y la presidenta ejecutiva de la Comisión de Promoción del Perú para la Exportación y el Turismo (Promperú), Amora Carbajal Schumacher.

Asistirán también el gobernador regional de Huancavelica, Maciste Díaz Abad, y autoridades del Estado Vaticano, junto a Manuel Breña, en representación de los artesanos que hicieron posible esta gran obra de arte popular.

El encendido de la luz del nacimiento chopcca y del árbol italiano, en la plaza de San Pedro, marcará una señal de esperanza para la humanidad que sigue los valores del Evangelio. Además, constituirá un hito histórico que pondrá al país ante los ojos del mundo.

A escala real

El nacimiento es una réplica a escala real y está conformado por 35 piezas elaboradas minuciosamente por cinco artesanos expertos en imaginería huancavelicana, que radican en Lima, Huancavelica y Huancayo (Junín): Manuel Breña, Elvis Gálvez, Gady Gálvez, Carlos Madge y Rafael Quispe.


Todos los personajes como la Virgen María (1.60 cm, porque está sentada), San José (1.80 cm), los Reyes Magos, el niño Jesús (60 cm) y los pastores se trabajaron en cerámica, maguey y fibra de vidrio. Están decorados con las indumentarias típicas de la comunidad Chopcca de Huancavelica.
Entre los principales elementos que hacen a este nacimiento único, destaca el ángel que acompaña a las figuras centrales: el Angelito Chopcca, que anuncia la llegada del niño Jesús tocando el Wajrapuco, un instrumento de viento propio de los Andes, hecho a base de cuernos de vaca o toro.

Otra característica importante es el modelado de rostros, pues los artesanos les dieron expresiones que representan la Navidad: alegría, ternura. Este nacimiento expresa mucho amor, reflejado en los rostros de los personajes, pues muestra los sentimientos que caracterizan a esta población. Los Chopcca siempre te reciben con tanta amabilidad, alegría cuando llegas a su pueblo, destacó Promperú.


Además, los pastores son representados por una jovencita adolescente y el niño altoandino. Ambos llevan las vestimentas típicas de la región Huancavelica y la pequeña está cargando una cría de alpaca, animal de los Andes, típico del Perú que posee una fibra de alta calidad y que exporta al mundo.


Las tres figuras de los Reyes Magos representados por personajes con trajes Chopccas llevan llamas de carga, animales ancestrales que cumplen esa función desde el tiempo de los Incas. Trasladan en sus alforjas la mejor riqueza del Perú, que son los productos orgánicos, superalimentos que el país comercializa a escala internacional.

Paisajes

La escenografía del nacimiento evoca paisajes de la región Huancavelica y sitúa a la sagrada familia en un establo con características rústicas típicas del campo, construido con piedra cancanlla, con arcos de piedra y techo de ichu.


En la parte posterior del pesebre, a menor escala, se encuentran representaciones de la población huancavelicana, su cultura viva, actividades económicas tradicionales como el uso de herramientas ancestrales, así como la producción de productos orgánicos.

Asimismo, se incluyen animales propios de la región Huancavelica como las llamas, el cóndor, alpacas, vicuñas, vizcachas, parihuanas, huallatas y se recreó un tramo de la naturaleza y arquitectura de la zona.
Por ejemplo, la vizcacha es una especie de roedor de pelaje grueso y suave, elige hábitats rocosos, empinados y con escasa vegetación. En la época de los Incas, solían usar su piel para hilar y agregar nuevos colores a la ropa. Posee un pelaje marrón claro y de color ceniza.

Fuente: andina.pe