“Muy abusivos”: mototaxistas se aprovechan y cobran precios altos para llevar baldes de agua en SJL

Luego de que el Servicio de Agua Potable y Alcantarillado de Lima (Sedapal) anunciara el corte de este importante recurso por la rotura de una tubería en la avenida Los Tusílagos, en San Juan de Lurigancho, cientos de vecinos vienen aproximándose a los diferentes puntos de abastecimiento autorizados por la empresa estatal, para poder llevar un poco de agua a sus viviendas.

En medio de ese reporte, La República pudo registrar cómo algunos mototaxistas vienen aprovechándose de la desesperación de los residentes del distrito y realizan cobros excesivos para trasladar los bales y bidones de agua, pese a que la distancia no supera las tres cuadras.

“(Amigo, ¿Cuánto les están cobrando por llevar los bidones de agua?) Diez soles acá nomas, ni tres cuadras. Muy abusivo, demasiado ya. Ya vamos casi una hora (haciendo la cola) y todos (los mototaxistas) ya se han puesto de acuerdo ya”, comentó a RTV uno de los vecinos afectados por el corte.

De la misma manera, otra vecina comentó que un conductor de mototaxi le cobraba S/ 15 por llevar sus bidones de agua a solo cuadra y media de la zona. “Tienen que hacer un llamado a Sedapal para que nos lleve (el agua) cerca a nuestras casas porque estamos gastando mucho”, señaló otra moradora.

Vecinos sufren para conseguir agua

Desde la madrugada de este lunes, miles de vecinos vienen realizando largas colas y aglomerándose para obtener agua potable con sus baldes y bidones tanto en los exteriores de Sedapal como en otros puntos del distrito. Así lo pudo registrar RTV de La República, que pudo registrar el drama de varias familias.

Además, otros residentes se mostraron indignados con su alcalde Álex Gonzáles, quien es acusado de tener al distrito “en abandono” y por su falta de gestión para evitar este tipo de desastres, como lo ocurrido en 2019.

“Nuestro alcalde ni aparece siquiera, él solo se lleva la plata. Por las puras está nuestro alcalde, ni conocíamos su cara. […] Estamos olvidados acá en San Juan de Lurigancho, ni conocemos al alcalde”, señaló una vecina a Canal N.