Muñoz impulsa ordenanza para que autos solo circulen algunos días de la semana

El alcalde capitalino Jorge Muñoz informó que el viernes 19 de julio se debatirá en el Concejo de Lima un proyecto de ordenanza que busca restringir la circulación de autos en función al último dígito de la placa, lo que se conoce como “pico y placa”.

El burgomaestre indicó que existen diferentes propuestas para reducir la congestión vehicular en Lima y en este caso, de ser aprobado el proyecto, se aplicaría como piloto durante los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos en los cinco corredores viales complementarios.

Estos son Corredor Amarillo (San Martín de Porres-Surco), Corredor Rojo (San Miguel-La Molina), Corredor Azul (Tacna-Garcilaso-Arequipa), Corredor Morado (San Juan de Lurigancho-San Isidro) y Corredor Verde (Grau-Venezuela-Insurgentes).

El sistema “pico y placa”, aplicado en urbes como Santiago de Chile, Bogotá, Quito y Ciudad de México, consiste en restringir la circulación de vehículos en determinados días de la semana según el último dígito de la placa. Por ejemplo, si esta termina en número par no podrán transitar lunes, miércoles ni viernes; pero sí martes, jueves y sábado.

“De aprobarse la norma la aplicaríamos durante los Panamericanos, para poder coadyuvar a tener una ciudad más ordenada. Y si el plan piloto sale bien se extendería más adelante; de lo contrario, se dejaría sin efecto”, subrayó en Canal N.

Muñoz indicó que la medida tal vez generaría algunas críticas, pero, añadió: “Las autoridades no podemos tomar decisiones en función de si a alguien le gusta o no o basándonos en las encuestas, sino de acuerdo con propuestas claras que se han estudiado y planificado”.

Recordó que se trata de un mecanismo que no se aplicaría todo el día, solo durante franjas horarias (horas punta) y únicamente para cinco importantes vías, no para toda la ciudad, aclaró.

“Pico y placa” solo para taxis

Al respecto, el director de Luz Ámbar, Luis Quispe Candia, indicó a la Agencia Andina que el sistema “pico y placa” tendrá buenos resultados en Lima si se aplica como medida temporal durante los Panamericanos y no de manera permanente.

Agregó que en todas las ciudades donde se implementó el “pico y placa” se puso en marcha, previamente, el Servicio de Transporte Integrado; es decir, el uso de una sola tarjeta de pago y conexión entre corredores viales, línea de Metro y Metropolitano. Esto alienta a la gente a dejar su auto en casa y a usar el sistema integrado, pero en Lima no hay esa integración de los servicios.

Quispe advirtió que en Lima se registran 20 millones de viajes al día, y como los sistemas de transporte masivo (corredores, Metro, Metropolitano) no son suficientes la población opta por abordar los autos que operan como taxis colectivos. “La gente se sube a estos autos por necesidad; paga más, pero llega más rápido a su destino”.

Otra razón, continuó el experto, para no aplicar el sistema “pico y placa” de manera permanente en Lima es porque resultaría difícil fiscalizar a los autos a fin de que cumplan la disposición; “La autoridad no se daría abasto para ello”.

Planteó, más bien, que la Autoridad de Transporte Urbano para Lima y Callao (ATU) aplique el “pico y placa” con el servicio de taxi, dado que “el 70 % de los autos que ocupan las vías públicas en la ciudad capital son taxis y taxis colectivos”.

“En Lima y Callao hay 180,000 taxis autorizados, otros 20,000 circulan sin autorización y 100,000 más funcionan por aplicativo, por lo que se tiene unas 300,000 de estas unidades circulando en Lima bajo el servicio de taxi”, refirió.

Según Quispe Candia, tras ordenar y registrar a los taxistas la ATU dispondría que circulen solo 150,000 de estos por día bajo el sistema “pico y placa”. “Eso ayudaría notablemente a descongestionar la ciudad, porque se trataría de la mitad del número de taxis; pero todos los vehículos deberían tener la placa de taxi para un mejor registro y fiscalización”. Andina