Mujeres violentadas ahora son exitosas emprendedoras

La notable transformación sucedió en Catacaos, Piura. Gracias a la iniciativa del Mayor PNP Pablo Antonio Tamayo Palacios, a cargo de la comisaría del sector, se implementó un programa de capacitación para mujeres que habían denunciado ser víctimas de maltratos físicos y/o psicológicos. La grandiosa idea las atiende en el ámbito sicológico, pero además las incentiva a formar sus propios negocios y conseguir su independencia económica.

El mayor Tamayo no dudó en habilitar un ambiente seguro dentro de la misma comisaría, donde las damas norteñas reciben clases diarias en la confección de diferentes artículos utilizando la paja toquilla, que es un insumo oriundo de la zona.

Esta acción permite que hayan dejado de sentirse víctimas y se reconozcan como emprendedoras. Actualmente una docena de ellas sostienen sus hogares y han dejado de depender económicamente de sus agresores.

Este programa iniciado como un piloto ha dado excelentes resultados. Se ha fortalecido, difundido y aplaudido en la población. Las mismas mujeres que llegaron con el autoestima disminuida, ahora promocionan el programa y convencen a otras mujeres para que se inscriban y sean capacitadas. Todo un logro frente a la violencia contra la mujer, en esta zona del país.

Estas acciones resaltan la labor policial, pues no sólo se limitan a sus funciones de seguridad ciudadana, sino también fomentan iniciativas en bienestar de la sociedad dignas de ser replicadas en todo el Perú.

El Popular

Fuente: El popular