Mujeres de Carabayllo levantaron su voz por la prevención de la violencia de género

La Red de Mujeres Organizadas de Carabayllo lideró el sábado 19 de noviembre una movilización que tuvo como objetivo exigir a las autoridades municipales mayor compromiso frente a las alarmantes cifras de violencia de género que se han recrudecido de forma descomunal desde que inició la primera cuarentena en nuestro país debido a la pandemia del Covid-19.

Esta movilización, enmarcada en las actividades del Día Internacional de la eliminación de la violencia contra las mujeres, fue parte de las acciones de la campaña nacional Vivir sin miedo que busca prevenir este tipo de violencia.

La marcha inició en la comisaría El Progreso del distrito Carabayllo y culminó en la Municipalidad con la entrega de un pronunciamiento donde las representantes exigieron al alcalde del distrito cumplir con sus propuestas y conocer qué se está haciendo con el presupuesto municipal. Piden que se retomen programas de atención como la Casa Refugio para las mujeres víctimas de violencia y programas de prevención como Casa Amiga, que durante su funcionamiento apoyó a más de 3500 mujeres víctimas de violencia mediante capacitaciones y talleres.

En la Movilización por vidas libres de violencias participó el colectivo de mujeres creadoras Collera, que viene trabajando en intervenciones en el espacio público y en diversas acciones de arte feminista. Asimismo, estuvieron presentes Batucada nacional feminista Yemayá, una colectiva de mujeres e identidades disidentes; miembros del equipo de la ONG feminista Demus; representantes de la Mesa Interseccional de salud mental de Carabayllo; activistas, mujeres y niñas del distrito.

Durante la marcha, se realizaron diversas acciones artísticas como la intervención de las pistas con las demandas exigidas por las mujeres. Más tarde, al llegar a la Municipalidad, algunas participantes se metieron en bolsas negras aludiendo a todas las mujeres que hoy faltan y a todas las que todavía no logran acceder a la justicia.

Pese a las cuarentenas por el estado de emergencia por la Covid-19, la violencia de género continuó azotando nuestro país. De enero a septiembre de este año van 4.460 niñas y mujeres que han sido desaparecidas, según cifras de la Defensoría del Pueblo; y más de 1000 niñas menores de 14 años han sido forzadas a ser madres, en lo que va de año, de acuerdo al Certificado de Nacido Vivo en Línea.

El Popular

Por cifras alarmantes como estas es que se resalta la necesidad de políticas que trabajen desde la prevención. Con estas acciones, las mujeres organizadas, colectivos y organizaciones aliadas buscaron generar un impacto en toda la comunidad de Carabayllo, para que se sumen a la lucha contra la violencia de género y se sientan partícipes de los cambios impulsados para garantizar a las mujeres una vida sin miedo.

Por su parte, la campaña nacional Vivir sin miedo busca promover la modificación de patrones socioculturales que generan desigualdad y violencia de género contra mujeres, adolescentes y niñas, mediante la difusión de información valiosa que desmitifica los estereotipos que sostienen la cultura machista, recursos para prevenir la violencia, la activación de diferentes acciones en comunidades y la declaración poderosa que hace “Mujer montaña”, una canción inspiradora que empodera.

Hoy muchas mujeres en el país siguen siendo vulneradas dentro de sus propios hogares y mucho más desde que inició la pandemia en el país. Esta movilización se impulsó como un medio a través del cual las mujeres de Carabayllo pudieron alzar su voz para exigir sus derechos en el marco del 25 de noviembre, Día Internacional de la eliminación de la violencia contra las mujeres. Vivir sin miedo es una campaña que apuesta por la prevención de la violencia de género. Es impulsada por Demus, Asociación Kallpa y cuenta con el financiamiento de la Cooperación Española. Para más información sobre cómo se desarrolló esta movilización, puede seguir las redes sociales de las organizaciones impulsoras de esta actividad.

Fuente: El Popular