Minsa destaca apoyo de alcaldes para habilitar espacios seguros de vacunación

El ministro de Salud, Oscar Ugarte, destacó hoy el apoyo brindado por los alcaldes de distintas jurisdicciones para habilitar zonas seguras de vacunación contra el covid-19, con amplios espacios, ventilados y distintos accesos al público.

Ugarte dijo que hay “una importante coordinación con los municipios” para facilitar campos deportivos, parques zonales o plazas públicas con toldos y bien ventilados, lo cual, señaló, es fundamental para que la población acuda a vacunarse con confianza y sin miedo a contagiarse.

El titular de Salud recalcó que el Gobierno peruano ya tiene suscrito y pagado un poco más de 48 millones de dosis de vacunas contra el covid-19, las cuales irán llegando progresivamente de aquí a fin de año.

Al mes de julio, cuando ocurra el cambio de mando presidencial, se espera haber vacunado a 5 millones de personas entre personal de salud, policías, bomberos y personas que trabajan en primera línea, así como adultos mayores, añadió en canal N.

Consultado sobre el proceso de compra de más vacunas al laboratorio Sinopharm, informó que la empresa ha ofrecido enviar medio millón de dosis en las próximas dos semanas. Sin embargo, dijo, siguen las conversaciones para retomar lo que en su momento fue un ofrecimiento mayor.

“Hemos sido informados que próximamente la Organización Mundial de Salud haría una certificación en el caso de Sinopharm y otras vacunas. Eso, para nosotros, sería suficiente para otorgar el registro condicional que permitiría una importación mayor”, refirió.

Ugarte añadió que más allá de los contratos firmados, se están abriendo nuevas posibilidades de ampliación de más vacunas con los mismos laboratorios. “Son positivas las posibilidades del Perú de hacer más compras y también de reservar dosis de vacunas para el siguiente gobierno”.

Sobre los peruanos que están viajando a otros países, como Estados Unidos, para vacunarse, Ugarte comentó que ello refleja las desigualdades de la sociedad peruana y, por esa razón, señaló, es necesario poner normas que prioricen a los más vulnerables y que nadie se salte la fila para vacunarse.

Recordó que no son empresas privadas las que vacunan en el exterior sino los gobiernos. “Ninguna norma prohíbe a un privado importar vacunas. Simplemente ninguna empresa que elabora vacunas está vendiendo a privados, solo está vendiendo a los gobiernos”.