Minem garantiza que no subirá el servicio de energía eléctrica

El viceministro de Electricidad del Ministerio de Energía y Minas (Minem), José Dávila, manifestó que, con el proyecto de Ley preparado por el Ejecutivo que plantea mejorar el esquema del Fondo de Inclusión Social Eléctrico (FOSE) actual, ningún usuario pagará más por el servicio de electricidad.

Explicó que, al iniciar el mandato del presidente Pedro Castillo, el Minem muchas quejas por el alza de los recibos y al revisar el FOSE encontraron que, en este subsidio cruzado, los clientes, que consumen más de 100 kilovatios/hora mensuales, pagan por los beneficiados que consumen menos a los 100 kilovatios/hora al mes. Sin embargo, la propuesta de ley va mucho más allá.

Dávila precisó que que esta iniciativa legal plantea que se brinde subsidios a los usuarios que consuman hasta 140 kilovatios/hora al mes (actualmente es solo hasta 100 kilovatios/hora al mes) y propone que los usuarios libres (industrias) sean los que paguen este subsidio y así se beneficie a más de 21 millones de peruanos. 

 “Ningún usuario pagará más. A todos los clientes se les descontará, pero ello dependerá de su consumo y nivel económico. A quienes superen los 90 soles se les descontará aproximadamente 1% y luego escalonadamente, según la familia vulnerable. Garantizamos que no subirá ni un céntimo el servicio de electricidad”, agregó.

Tipos de clientes
El viceministro de Electricidad aclaró que hay dos tipos de clientes: los regulados que son viviendas, bodegas, edificios, panaderías, que consumen menos de 200 kilovatios/hora al mes de potencia mensual (más de ocho millones de peruanos) y los clientes libres que consumen el 60% del volumen total de la energía del Perú (aproximadamente 2,500 usuarios).

“Según la propuesta, los clientes libres (industrias) serán los que paguen este subsidio, entendiendo que ahora el costo promedio para ellos es 40 dólares y el de las viviendas es de 77 dólares. Lo que queremos hacer es mostrar equilibrio, un balance donde todos seamos beneficiados”, enfatizó Dávila. 

Agregó que, de esta manera, se garantiza que los usuarios residenciales que aporten al FOSE no tengan un incremento del recargo tarifario que actualmente pagan, ni ninguno de otro tipo. Además, para lograr el objetivo, también se pedirá la exclusión de este beneficio a las casas de playa y se plantea la renuncia voluntaria de funcionarios que hoy tienen este beneficio.

El funcionario reiteró que el proyecto de ley ya fue enviado al Congreso de la República y se espera que sea aprobado en el plazo más breve tiempo. “Complementariamente, en los próximos días propondremos la promoción de energía renovable, no convencionales, sin subsidio, mediante mecanismos de mercado, lo que permitirá la reducción de tarifas para todos los usuarios, como se logró en Chile y Colombia”, puntualizó.

Fuente: Agencia andina