Médicos logran alargar pierna de menor tras 8 años de sufrir acortamiento por accidente.

Abigail soñaba poder caminar, correr, saltar como lo hacían sus amiguitas, pero a los tres años sufrió un accidente de tránsito que le ocasionó una fractura de tibia, peroné y daño en sus cartílagos del crecimiento, lo cual redujo el tamaño de una de sus piernitas, limitando sus movimientos durante 8 años.


Expertos traumatólogos pediatras del Hospital Nacional Edgardo Rebagliati Martins de EsSalud lograron alargar la pierna izquierda de la menor y devolverle la esperanza de una mejor calidad de vida que tanto anhelaba.

Ana María Sánchez Cruz, madre de Abigail, recuerda el sufrimiento de toda su familia desde el año 2013, luego que el accidente de tránsito provocó un acortamiento de la pierna y deformidades en la rodilla de su niñita. Desde entonces cojeaba y padecía de una desviación de la columna (escoliosis) que le impedía caminar y realizar las actividades propias de su corta edad.


“Fue un camino largo de múltiples cirugías a la que fue sometida para corregir estas anomalías; sin embargo, desde un inicio tuve el apoyo de los especialistas, quienes hicieron posible que mi niña salga adelante con esta notable intervención quirúrgica, que esperábamos impacientes”, detalla Ana María sin poder contener las lágrimas, al recordar el padecimiento de su hija.

El doctor Miguel Siccha, médico pediatra del Área de Traumatología del hospital Rebagliati, explicó que la compleja cirugía a la menor consistió en efectuar un corte en los huesos de la pierna izquierda, dos segmentos que son fijados por el sistema de alargamiento óseo, permitiendo que poco a poco , ambos miembros tengan la misma longitud, pues nuevas células óseas se van formando en ese espacio vacío, logrando el crecimiento del hueso y así se evita luego problemas de columna y cojera en la paciente.

“En esta cirugía, que se realizó el pasado 8 de junio, los dos extremos de los huesos se van separando cada día mediante el giro de un dispositivo externo colocado en la operación, que la misma paciente puede manipular. Durante esta rutina, denominada fase de distracción, se forma el hueso nuevo en la brecha, permitiendo su crecimiento”, precisó el especialista.
El Dr. Siccha señaló que, aproximadamente en seis meses, los huesos de la menor alcanzarán la longitud deseada, 2 centímetros aproximadamente, que son muy necesarios y significativos en su desarrollo y que irá en simultáneo con el aumento del volumen de los tejidos blandos circundantes; de esta manera la pequeña tendrá sus piernas del mismo tamaño. 

Indicó que esta operación fue posible gracias al seguimiento de los profesionales de la salud, la cirugía solo se practica a partir de los 11 años y cuando Abigail alcanzo esa edad se concretó. La adquisición del Alargador Óseo, dispositivo de fibra de carbono, acero quirúrgico y titanio, está valorizada en más de 80 mil soles, y puede lograr un crecimiento óseo de hasta 7 centímetros.
“Atrás quedaron los dolores lumbares, de rodillas y tobillos por la diferencia en el tamaño de sus extremidades y que afectaban el aparato locomotor de la menor”, resaltó.

Los padres agradecieron a todo el equipo del hospital Rebagliati, médicos, enfermeras, técnicos, nutricionistas, entre otros, que hicieron posible la recuperación de su hija. La madre de la pequeña resaltó el compromiso de los doctores al informarle detalladamente y de forma constante la evolución de su niña.


De esta manera, el hospital Rebagliati continúa con la atención especializada a pacientes críticos. En esta misma línea, las cirugías generales y especializadas de emergencia se desarrollan con el objetivo de salvar la vida de los pequeños pacientes.

Fuente: andina.pe