Más de 200 muertos en las peores inundaciones en un siglo en el sur de India

Los equipos de rescate trabajan contrarreloj para evacuar a las últimas personas que permanecen atrapadas en la sumergida Kerala, en el sur de la India, donde las graves inundaciones de los últimos días han causado más de 200 muertos.

Tras levantar este domingo la alerta roja que afectaba a casi todos los distritos de la región, las autoridades esperan que la situación mejore a partir del lunes, ya que no se prevén precipitaciones importantes desde esta noche

A pesar de las optimistas previsiones, las labores de rescate continúan en pleno desarrollo, con las diferentes agencias participantes sacando a personas atrapadas en casas semisumergidas bajo el agua y tejados de toda la región.

El gran número de botes y aeronaves desplegadas no evitan que los equipos recurran a cualquier recurso a mano para evacuar a las víctimas y las imágenes difundidas en Twitter por las agencias de rescate muestran desde niños subidos en piscinas hinchables hasta ancianos siendo cargados a peso.

Después de que el primer ministro indio, Narendra Modi, visitase ayer la zona para revisar la situación, el Gobierno ordenó movilizar “esfuerzos sin precedentes” para rescatar a las víctimas y evacuarlas a campamentos de emergencia, además de distribuir productos básicos.

“67 helicópteros, 24 aeronaves, 548 lanchas y miles de efectivos de rescate de la Armada india, el Ejército, las Fuerzas Aéreas, la Fuerza Nacional de Respuesta a Desastres, Guardacostas y otras fuerzas armadas centrales se han puesto en servicio”, anunció anoche en un comunicado el Ministerio de Interior.

Desde que el pasado ocho de agosto la situación se volviese especialmente grave, al arreciar las fuertes lluvias asociadas al monzón, cientos de miles de personas han sido evacuadas a centenares de campamentos habilitados por las autoridades en toda la región.

“Hay 724.649 personas en 5.645 campamentos de socorro”, manifestó el jefe de Gobierno de Kerala, Pinarayi Vijayan, en un discurso retransmitido en directo en sus redes sociales.

El dirigente explicó que 22.034 personas han sido evacuadas por los equipos de rescate, unas labores que espera que terminen con el rescate de la “mayoría” de los atrapados.

Un portavoz del Departamento de Información del Gobierno de Kerala Pratheesh D. Mony precisó que entre el 8 y el 18 de agosto se produjeron cerca de 190 fallecimientos por incidentes relacionados con las precipitaciones, como deslizamientos de tierra, derrumbes y ahogamientos.

Esto eleva por encima de las 300 los decesos registrados desde la llegada del monzón a ese Estado de unos 30 millones de habitantes el pasado 1 de junio y por encima de los 200 los ocurridos en los últimos once días.

Después de días de incesantes lluvias, el Departamento Meteorológico de la India (IMD, en inglés) prevé que solo se registren fuertes lluvias en unas pocas zonas de Kerala y que cesen por completo a partir de mañana.

Por ello, han retirado la alerta roja que habían lanzado en casi toda la región.

“Hoy solo tenemos alerta amarilla, hoy solo esperamos fuertes lluvias en uno o dos distritos, áreas muy limitadas, algunas pequeñas zonas”, afirmó un portavoz del IMD M. Mohapatra, al confirmar la retirada de la alerta roja.