Martín Vizcarra: me causa gran extrañeza lo manifestado por la UPCH

El expresidente Martín Vizcarra aseguró este domingo que no obtuvo ventaja alguna al colocarse la vacuna contra al covid-19 en su etapa experimental, pues afirmó que participó en los ensayos clínicos y con esta decisión no perjudicó a ninguna persona o al Estado peruano.

A través de un comunicado, difundido en su cuenta de Twitter, manifestó que le causa extrañeza que la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) haya informado que no se encuentra en el registro, pues indicó que siempre habría coordinado con los responsables de este proyecto.

“Siempre se me informó de un solo grupo de 12,000 voluntarios. El que haya formado parte de este proceso experimental no ha implicado el perjuicio de nadie y menos del Estado. No se ha obtenido ventaja alguna ya que se trataba de un proyecto de vacuna, que no había pasado por todas las fases para su aprobación. Esta no estaba certificada; la vacuna fue aprobada el 31 de diciembre del 2020, antes sólo se aplicaba a los voluntarios, tanto así que se me advirtió de los posibles efectos contraproducentes para la salud.

El exmandatario indicó que tuvo razones válidas para no hacer pública su participación ya que la misma hubiese puesto en riesgo el normal desarrollo de la Fase III de la vacunación experimental de Sinopharm a nivel mundial.

“Todas las acciones anteriormente narradas no han significado falta administrativa, ni delito. Sin embargo, este hecho es utilizado por los enemigos del país que, con la intención de desacreditar y manchar honras, lo único que logran es desestabilizar al Perú en plena segunda ola de la pandemia; sacando a relucir nuevamente actitudes golpistas que llevaron a la renuncia de la Ministra de salud”, manifestó Vizcarra.

Según Vizcarra, el 11 de setiembre, manifestó su voluntad de querer formar parte de la etapa experimental de los ensayos clínicos de la vacuna y el 1 octubre del 2020 convocó a una reunión al doctor German Málaga, responsable principal del proyecto en la UPCH, para que le informe sobre el estado del proceso experimental de la vacuna de Sinopharm.

Indicó que en esta reunión definió los detalles de su participación, incluso mostró su disposición de asistir a las instalaciones de la UPCH para recibir la primera dosis.

“Fue finalmente en las oficinas de Palacio de Gobierno el día 2 de octubre del 2020 donde recibí la primera dosis. Ese día se me entregó mi cartilla de control del ensayo clínico de la fase III vacuna SARS-CoV-2, documento donde consigna el carácter experimental del ensayo y la posibilidad de que este sea un placebo, cartilla de iguales características que han recibido todos los voluntarios”, manifestó.

Dicho documento, también lo publicó el expresidente en el comunicado difundido a través de su cuenta de Twitter.