Martín Vizcarra aseguró que no se doblegará ante la corrupción y la impunidad

El presidente de la República, Martín Vizcarra, afirmó que no se doblegará frente a los desafíos que enfrenta su gobierno como la pobreza, desigualdad, la corrupción y la impunidad.

“Tal como dije hace un año aquí en la Ciudad Heroica, hoy lo repito, no nos van a doblegar porque estamos de lado correcto, estamos al lado del pueblo, el pueblo es honesto, en el pueblo nos apoyamos, al pueblo se le escucha y al pueblo se le respeta”, dijo el mandatario durante su discurso por el 90 aniversario de la reincorporación de Tacna al Perú.

Enfatizó que los problemas que se ciernen sobre el país como la pobreza, la desigualdad, la corrupción o la impunidad pretenden afectar la moral, la integridad y deseo de cambio que tenemos todos los peruanos.

Ante ello, el jefe de Estado afirmó que responderá a esos desafíos con confianza y sin doblegarse defendiendo los principios y los valores que representa.

“En mi condición de presidente de la República, desde esta Ciudad Heroica, reafirmo la unidad y la fortaleza del pueblo peruano. Unidad y fortaleza para garantizar el derecho del pueblo a decidir en las urnas sobre su futuro”, manifestó

En su discurso envío un mensaje para los jóvenes y para todos los peruanos a fin que “sigan alzando la voz, sigan creyendo” y continúen avanzando con la misma vitalidad y el mismo empuje que han tenido hasta ahora.

El presidente advirtió que seguirá siendo atacado y difamado por gente que pretende defender privilegios, pero, aseguró, que no se dará por vencido.

“Seguirán difamándonos y dando la espalda a los peruanos, defendiendo sus privilegios, y tratando de que nos demos por vencidos, de ganarnos por cansancio. Si permanecemos unidos y firmes en nuestras convicciones, que ataquen todo lo que quieran”, expresó.

El jefe de Estado subrayó que su compromiso es con la democracia y el Estado de Derecho y sobre todo con el respeto irrestricto a la Constitución Política.

Al concluir su mensaje, manifestó que todos los peruanos nos merecemos mirar el futuro con esa misma esperanza que tuvo Tacna y que nunca perdió de reincorporarse al país. Andina.