Margarete Díaz: la bioquímica peruana que sobresale en Harvard.

Margarete Díaz Cuadros (28), bioquímica de profesión, inició su camino a la investigación a los 17 años. Se fue a Estados Unidos para estudiar en la universidad y obtuvo una beca de la Universidad de Columbia, en Nueva York. Cursa en la actualidad un doctorado en la Universidad de Harvard y está próxima a abrir su laboratorio.

Margarete nació en Lima, creció en La Molina junto a sus padres, José Luis Díaz y Margarete Cuadros. Desde muy pequeña, ella sintió amor por la medicina y la investigación.

Su madre, profesora de inglés, le enseñó en casa este idioma, que le sirvió para alcanzar sus metas. Su padre, médico pediatra en el Hospital Naval, le inculcó el conocimiento por la ciencia médica.

Estudios en el extranjero

Al término de la secundaria y con el deseo de estudiar bioquímica, Margarete emprendió el camino que la llevaría a cumplir su sueño. Apoyada por sus padres y enfocándose en el campo de la investigación, se mudó a Estados Unidos para postular a las diferentes universidades de ese país.

El proceso de admisión fue difícil para Margarete. Envió solicitudes a diversas universidades, hasta que la Universidad de Columbia, en Nueva York, la acepta y le ofreció cubrir todos los gastos hasta su graduación.

En Columbia, Margarete tuvo la oportunidad de llevar a cabo una investigación durante cuatro años en el área de Desarrollo Neural con la dirección del científico Martin Chalfie, Premio Nobel de Química 2008.

Harvard University

Luego de graduarse el 2015, emprendió el camino de las investigaciones, pero esta vez desde el campo genético. Empezó una nueva búsqueda de oportunidades para continuar sus estudios con un doctorado y decidió formar parte de la prestigiosa Escuela de Medicina de Harvard.

“Escogí a Harvard para continuar mi carrera, lo que toma años en el doctorado es la investigación para desarrollar la tesis, y eso vengo haciendo desde el 2015 hasta ahora”.

Desde su ingreso a Harvard, en el área de Biología del Desarrollo y Regenerativa, trabaja en el laboratorio del doctor Olivier Pourquie, donde investiga por qué las diferentes especies de animales crecen o se desarrollan más rápido que los humanos.

Reconocimientos

Ha mantenido altos puntajes en sus años de estudios. En el 2014, obtuvo el reconocimiento Columbia College Valedictorian Class of 2014, concedido por la Universidad de Columbia y, en el 2019, Harvard le otorgó el Premio al desarrollo profesional del programa de Biología del Desarrollo y Regeneración.

Además, desde el 2017 es codirectora del programa Research Experience for Peruvian Undergraduates (REPU), una iniciativa que posibilita a los estudiantes peruanos realizar pasantías en investigación por tres meses en laboratorios extranjeros.

Este año, fue invitada para ser miembro del Comité ProMujer CTI 2021 del Concytec, donde difunde sus conocimientos. También ha colaborado con LUPE Fund, una organización sin fines de lucro para el empoderamiento de las mujeres latinoamericanas.

Su laboratorio

Un logro que Margarete veía lejos aún, se volverá realidad: tener su laboratorio. Al terminar su doctorado el próximo año en Harvard, empezará su investigación en un espacio que ganó con sacrificio e inteligencia.

Sus estudios superiores y el respaldo de su entorno la llevaron a que postulase a un programa especial del departamento de Biología Molecular del Hospital General de Massachusetts en conjunto con la Escuela de Medicina de Harvard, donde el premio era un laboratorio propio, al que Margarete se hizo acreedora.

Ha logrado muchos de sus sueños, los que comparte con su esposo, José. Esta pareja peruana vive una historia de amor desde los 12 años. Estudiaron juntos en Estados Unidos, se casaron el 2017 y viven en Boston.

Con más de 10 años fuera del Perú, tiene más objetivos por cumplir, pero también quiere seguir apoyando para que más peruanos conozcan REPU y tengan las oportunidades que ella tuvo y que le han permitido dejar el nombre del país en lo más alto de los centros de estudios de excelencia, como Columbia y Harvard.

“Nosotros pensamos que salir al extranjero es una oportunidad para nosotros, pero no nos damos cuenta que también es una oportunidad para el extranjero. Afuera nos necesitan, el país tiene gente brillante y talentosa que los países extranjeros requieren”, puntualizó orgullosa.

Fuente: elperuano.pe