Manchester City venció 2-1 al Borussia Dortmund en la ida de cuartos de Champions League

El Manchester City arrancó una victoria al Borussia Dortmund en el minuto 90 gracias a un gol de Phil Foden que deja a los de Pep Guardiola con una exigua ventaja para la vuelta (2-1) y con la eliminatoria completamente abierta.

Los alemanes, a quienes anularon un polémico gol por falta sobre Ederson en la primera parte, emergieron en los minutos finales para empatar el gol inicial de Kevin de Bruyne, con un tanto de Marco Reus, asistido por Erling Haaland, pero Foden, sobre la bocina, decantó el triunfo para los ingleses, en un partido de muchos altibajos.

Salió desconectado el City al Etihad, con el Borussia bien plantado, pese a la clara diferencia de calidad sobre el verde. Sí, Guardiola renunciaba a un ‘nueve’ puro dejando en el banquillo a Sergio Agüero y a Gabriel Jesús, pero el Dortmund se tenía que contentar con un equipo con mucho menos talento individual y sin el lesionado Jadon Sancho.

El partido orbitaría en torno a Haaland y a su apoyo en la izquierda Jude Bellingham, el joven de 17 años criado en Inglaterra que tuvo la primera del encuentro, un disparo con la zurda casi cayéndose que tuvo que repeler Ederson.

Estaba el encuentro donde quería el Dortmund, con Haaland recibiendo con relativa comodidad en la frontal y con la sensación de que podía cazar una, pero un error en la salida de balón echó por tierra el buen inicio de los alemanes. Robo en el medio, conducción de De Bruyne, apertura para Foden, pase horizontal y Mahrez, desde línea de fondo, se la cedió al belga para que este empujase.

Se le cayó el encuentro al Dortmund, que tuvo suerte del VAR, porque Rodri fingió un golpe en la cara de Emre Can que ni existió. El árbitro pitó el penalti en un principio, pero cambió su decisión tras ver las imágenes.