Mala madre asesinó y descuartizó a su hijito.

En complicidad con su pareja, un ex recluso con antecedentes por violación, Ela Elvira Salvatierra Contreras (21) asesinó y descuartizó a su hijito de solo tres años en la localidad de Pampas Tayacaja en Huancavelica, y sin el menor remordimiento viajó a Lima para esconderse en un hostal de Santa Anita donde fue detenida por la Policía.

El pasado domingo la desnaturalizada mujer y su pareja Paco Montes Urbano (56) se ensañaron con la criatura, a la que terminaron asesinando y descuartizando con la intención de desaparecer los restos.

Elia Salvatierra nunca se mostró arrepentida, y tomó sus maletas para viajar a Lima y evadir de esa forma a las autoridades.

Con información de inteligencia y tras cruzar información con sus colegas en Tayacaja, que ya habían detenido al actual compromiso de la asesina, agentes de la comisaría de Santa Anita llegan hasta el hostal ‘Angie’, ubicado en la cooperativa Santa Aurelia, para capturarla en la habitación 404 del lugar.

“Vine de Pampas, llegué con Paco a trabajar, En su casa dejé unas bolsas. No lo hice sola, actué con él. No recuerdo su apellido”, respondió la mujer en el interrogatorio preliminar a cargo del comandante Carlos Quinteros Arias, comisario de Santa Anita. La administradora del hotel confirmó que se encontraba hospedada desde el martes.

El general Jorge Luis Angulo, jefe de la Región Policial Lima, precisó que la parricida, que ya tenía orden de detención preliminar, será trasladada a Huancavelica donde ya se encuentra detenida su pareja. “Les correspondería la cadena perpetua. Situaciones así no se pueden permitir. Ella ha manifestado su participación en el hecho criminal. Sobre el varón se sabe que no es el padre de la criatura”, sostuvo.

el dato

Paco Montes recién había salido del penal donde estuvo preso por el delito contra la Libertad Sexual en agravio de un menor.

Fuente: karibeña.pe