Magdalena: fiscalía abrió investigación por discriminación a sujeto que insultó a serenos

La Segunda Fiscalía Penal de Magdalena del Mar abrió una investigación preliminar de oficio, y por el plazo de 20 días, contra Arón José Cotrina Gómez, por el presunto delito de discriminación. Este sujeto llamó “serranos igualados” a los agentes del Serenazgo de esta comuna cuando estos le pidieron que se coloque la mascarilla mientras paseaba a su mascota en el malecón Grau.

La fiscal provincial penal titular, Nilda Ticona Callata, a cargo del caso, indicó que el hecho se conoció a través de la difusión de las reacciones discriminatorias de Cotrina Gómez, quien increpó y desafió a la autoridad con su conducta.

Cotrina Gómez será investigado por el presunto delito de discriminación en agravio de miembros del Serenazgo de Magdalena del Mar. Esta conducta delictiva se encuentra tipificada y sancionada en el artículo 323 del Código Penal.

Como parte de las diligencias, la representante del Ministerio Público dispuso la toma de declaración de los afectados, así como las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona, que habrían registrado lo sucedido, entre otros elementos.

Se conoce que la municipalidad, a través de su Procurador Público, también inició acciones legales contra el referido ciudadano.

En diálogo con RPP, Cotrina Gómez indicó que los agentes del Serenazgo de Magdalena “se alteraron” cuando le pidieron que se ponga la mascarilla, que es de uso obligatorio en la vía pública para evitar los contagios de COVID-19.

“Me indicaron que me ponga la mascarilla, porque la mascarilla la tenía en el bolsillo, y la policía me había dicho que podía estar ahí un rato con mi perrito tranquilo y paseando, el problema fue que ellos se alteraron y trataron de desquitar su ira conmigo. Entiendo que yo no estaba con la mascarilla y que debía ponérmela, pero puedo convulsionar, es mi salud”, afirmó Cotrina Gómez.

Además, señaló que los serenos de Magdalena no debían ofenderse cuando les dijo “serranos igualados”, ya que, según consideró, “todos somos cholos”.

¿Qué dice la ley?
El artículo 323 del Código Penal señala que la persona que incurre en el delito de discriminación, sea por sí mismo o por terceros, en alguna de las 17 motivaciones que recoge la norma (sexo, religión, condición migratoria, discapacidad, factor genético), será reprimida con pena privativa de la libertad no menor de dos ni mayor de tres años o con prestación de servicios a la comunidad, de 60 a 120 jornadas.