Lukaku evita la derrota del Inter

El Inter no pasó del empate a dos ante un Mönchengladbach que demostró en San Siro toda la ambición que tiene para esta campaña europea. Conte recibió la mala noticia del positivo de Achraf (que se sumó a los de Young, Skriniar, Gagliardini y Radu) a pocas horas del saque de inicio, y le sustituyó con Darmian. Los de Rose, antes del descanso, esperaron a los rivales en su mitad de campo, apostando por la rapidez de Thuram y Hofmann para hacer daño con los contragolpes. Eriksen, que fue por fin titular, creó algún peligro, pero la mejor ocasión fue un disparo raso de Lukaku, que terminó fuera.

Los italianos empezaron la reanudación con Lautaro en lugar de Alexis, y el Toro reavivó la delantera participando a la jugada del 1-0, que realizó el belga tras un disparo del mismo Darmian. Una patada de Vidal a Thuram en plena área complicó la noche de los milaneses: el VAR ayudó al árbitro para conceder la pena máxima, que realizó Bensebaini. A partir de ahí pasó de todo en ambas áreas: instantes después de un remate al palo de Lautaro, Hofmann aprovechó otro fallo de Vidal y ganó el mano a mano con Handanovic, tanto que también necesitó el videoarbitraje para averiguar un posible fuera de juego.

En el descuento, sin embargo, Lukaku empujó entre palos un gran córner de Kolarov, para el merecido 2-2 final. El punta, que lleva ya seis dianas en los cuatro partidos de este curso, se confirma una máquina imparable de un Inter que, sin embargo, volvió a mostrar unas debilidades defensivas que en el curso pasado nunca tuvo.

Fuente: as.com