Los rostros de los delincuentes sexuales más buscados de Europa

Con un delito sexual denunciado cada dos minutos en la Unión Europea (UE) principalmente contra mujeres y niños, Europol lanzó una campaña digital de un mes en la que pide ayuda al público para localizar a los 19 delincuentes sexuales más peligrosos de Europa y llevarlos ante la Justicia.

Cada país ha elegido el nombre y la foto más reciente del que considera el fugitivo más peligroso acusado de un delito sexual, datos que están ya publicados en la web eumostwanted.eu junto a una explicación del perfil, los crímenes cometidos, la fecha de nacimiento, la nacionalidad del acusado y el estado de la investigación.

“Vivimos en la zona Schengen, por lo que podemos viajar sin mostrar un pasaporte. Esto es bueno para nosotros, pero también es bueno para los criminales, pues pueden esconderse rápidamente pasando de un país a otro. Así que tenemos que mirar esta situación desde una imagen internacional”, explicó Jan op Gen Oorth, director de esta campaña.

En sus primeras ocho horas, la página web de Europol ha llegado a más de 60.000 visitantes únicos, un incremento del 70 por ciento en comparación a cualquier otro día, “lo que significa que hay una mayor probabilidad de detener a un criminal”.

Estos son los rostros de estos criminales.

Herzi Mohammed

Foto: Europol

Foto: Europol

Mohammed Herzi, de 61 años, es sospechoso por las autoridades maltesas de secuestro, secuestro arbitrario, toma de rehenes, violación y trata de personas.

Según la descripción de eumostwanted, el sospechoso le habría prometido a una mujer que conoció en Italia que le buscaría un trabajo en Malta. Después de llevársela, encerró a la víctima en un departamento, para violarla y golpeada.

Cuando la víctima quiso escapar, Herzi le pidió que le reembolsara el viaje. La mujer logró escapar después de cinco días de encierro. Herzi huyó de Malta y no se sabe nada de su paradero.

Frank Heskaer

Foto: Europol

Foto: Europol

Frank Sayed Mohammad Sadegh Hesker, de 69 años, es un danés sospechoso de explotación sexual de menores y pornografía infantil . Según su expediente eumostwanted, abusó de su hija y su nuera.

Antonio Vladimir Vinueza Morales

Foto: Europol

Foto: Europol

Sobre el ecuatoriano Antonio Vladimir Vinueza Morales, de 48 años, pesa una sentencia en España de 20 años de prisión por abusar sexualmente de su hija entre 2001 y 2006. Las agresiones comenzaron cuando la pequeña tenía diez años.

Bego Nesat

Foto: Europol

Foto: Europol

Luxemburgo busca al kosovar Bego Nesat, condenado por un tribunal a cinco años de cárcel y sobre el que pesa una orden de detención europea emitida en 2019 por “un atentado contra el pudor con violencia y amenazas contra un niño de 11 años” en febrero de 2016.

Soheil Omid Kholossian

Foto: Europol

Foto: Europol

El alemán Soheil Omid Kholossian se encuentra en busca y captura por la violación de varias niñas en Colonia en noviembre de 2017, entre ellas una adolescente de 16 años. Según las autoridades locales, logró escapar a Irán, donde trabaja ahora como guía turístico para viajeros europeos.

Yuliy Sericov

Foto: Europol

Foto: Europol

En 2008, las autoridades de Chipre descubrieron un total de 5.701 archivos de pornografía infantil en un ordenador portátil de un ciudadano ruso, Yuliy Sericov, de 35 años, material que había adquirido en línea utilizando la dirección IP de su casa en Limasol.

Osman Idris Mohammed

Foto: Europol

Foto: Europol

Osman Idris Mohammed, de 34 años, fue declarado culpable de agresión sexual. Según la descripción de eumostwanted, en 2015 intentó abusar de una mujer que estaba entrando en su edificio . Se quitó la ropa y trató de irrumpir en su casa.

Luciano Scibilia

Foto: Europol

Foto: Europol

El italiano Luciano Scibilia, de 72 años, se hizo pasar entre 2006 y 2007 como un sanador capaz de curar cualquier enfermedad.

Aprovechando la amistad que algunas chicas tenían con la hija de su pareja, abusó sexualmente de 5 menores durante un tratamiento pseudoterapéutico.

Scibilia fue condenado a 6 años y 2 meses de prisión.

Saliboko Yumbi

Bélgica ha decidido buscar a Saliboko Yumbi, de 31 años, que tiene una doble condena por violación. En 2014 conoció a su primera víctima en un bar en Huy, en Lieja, a la que siguió hasta su casa, donde la violó varias veces junto a un cómplice, un crimen por el que debe cumplir cuatro años de prisión.

Dos años más tarde, abusó de otra mujer amenazándola con un cuchillo. Le provocó varias quemaduras en el pecho y la violó en repetidas ocasiones durante todo un día, segundo delito por el que fue sentenciado a siete años de cárcel.

Yumbi, calificado como “persona peligrosa”, lleva prófugo desde 2016.

Mohammad Basharat

Foto: Europol

Foto: Europol

Países Bajos trata de localizar a Mohammad Basharat, de 43 años, quien, en 2007, agredió a una mujer, la trasladó a su apartamento en Ámsterdam, la golpeó con una cadena y la violó, delitos por los que fue condenado en 2015 a dos años de prisión.

La Policía neerlandesa cree que vive en Pakistán junto a su esposa e hijos, tras huir de Países Bajos en 2015.

François Di Pasquali

Foto: Europol

Foto: Europol

Otro acusado de violación es el francés François Di Pasquali, quien abusó sexualmente de una mujer de 84 años que padecía alzhéimer, según se pudo comprobar a partir de los restos de ADN localizados en la escena del crimen en 2009.

Di Pasquali, de 48 años, tiene familia en Italia y España que “podrían brindarle apoyo logístico” para mantenerle fuera del radar.

Fuente: Diario Correo