Los atrapan a balazos y se ponen a llorar.

Se les fue la ferocidad con la que golpearon y encañonaron a una mujer y se pusieron a llorar como niños. Así terminaron Jesús Enrique Sánchez (43) y Lewis Saboya Mori (37), dos temibles robacarros tras protagonizar una espectacular persecución y balacera en gran tramo de la Costa Verde de Magdalena.

La noche del miércoles, los maleantes llegaron hasta la cuadra 1 de la calle José Carlos Mariátegui, en la urbanización Jacarandá donde apuntaron con sus armas a una mujer de 53 años para robarle su camioneta blanca de placa AVA-197, cuando llegaba a su vivienda.

Alertados por la víctima, personal de la comisaría de Magdalena del Mar activó el plan cerco para la ubicación de los facinerosos, que fueron localizados cuando huían a toda velocidad por el circuito de playas de la Costa Verde.

Tras una persecución de varios minutos, Enrique y Saboya abandonan el vehículo y sin dudarlo se deslizan por la pendiente con la intención de llegar a la playa. Los policías hicieron lo mismo y no se detuvieron hasta atraparlos.

“Jefe ya está, yo lo he hecho, quiero matarme. Tengo 25 años con mi mujer. Ya perdí”, dijo uno de los ladrones que se puso a llorar al comprobar que no tenía salida tras su delito.

La Policía investiga si los intervenidos son los responsables de los últimos robos de vehículo de alta gama ocurridos en esta parte de Lima. Semanas atrás, se reportaron atracos con la misma modalidad en los distritos de Pueblo Libre, San Isidro y Miraflores.

el dato

Enrique y Saboya fueron puestos a disposición de la unidad especializada.

Fuente: radiokaribena.pe