“Lo asfixiamos con una frazada”, así confesó ante la Policía la mujer que mató a su hijo de tres años

“Lo asfixiamos (a mi hijo) con una frazada. Después él (mi pareja) le cercenó la cabeza y abandonamos los restos”. Esta es la fría confesión de Elsa Salvatierra Contreras (21), quien asesinó a su hijo de tres años en complicidad con su pareja, el expresidiario Pacco Montes Urbano (56), en la provincia de Pampas Tayacaja, en Huancavelica. Ellos luego fugaron a Lima.

Ambos estuvieron de acuerdo en matar al menor porque supuestamente les significaba un obstáculo para sus planes como pareja, según informó la Policía.

Salvatierra, quien se muestra fría y sin el mínimo arrepentimiento tras ser detenida en el hostal “Angie”, ubicado en el distrito de Santa Anita, trató de evadir las interrogantes de los policías, pero luego terminó admitiendo su delito en la comisaría.

La mujer contó a los agentes que conoció a Pacco Montes hace unas semanas, luego de que él salió de prisión tras purgar condena por delito de violación sexual en agravio de una menor. Iniciaron una relación e hicieron planes para ir a trabajar a la selva del Vraem.

Elsa Salvatierra declaró preliminarmente ante los agentes que Montes le hizo saber que el hijo de ella era un obstáculo para sus planes, por lo que le sugirió vender al niño, pero se negó.

En su narración, la mujer sostuvo que Pacco Montes le siguió insistiendo y le propuso matar al menor y que la convenció y así ambos lo asesinaron el 5 de setiembre. Confesó que entre los dos lo asfixiaron utilizando una frazada. Luego se cercioraron de que el menor ya no respiraba y Montes procedió a cercenarle la cabeza, lo colocó en una bolsa y lo lanzó al silo de su casa, ubicado en el centro poblado de Chilcas, distrito Daniel Hernández, en Huancavelica.

Tras cometer el crimen ambos viajaron a la capital y desde el 6 de setiembre se instalaron en el hostal Angie, situado en Santa Anita.

Según informó la Policía, Pacco Montes visitó a sus hijos que residen en Lima y les contó de su nueva relación con una joven madre de 21 años, pero que estaba preocupado porque ella había cometido algo terrible y que había dejado evidencias en su casa que podrían involucrarlo, pero en ningún momento les dijo que había cometido un parricidio. Estos le dijeron a su padre que debería regresar a Huancavelica para que aclare el problema y no se vea perjudicado, ya que recién había salido en libertad.

Parte de los restos del niño de tres años que fueron abandonados en bolsas en Huancavelica.(Foto: PNP)
Parte de los restos del niño de tres años que fueron abandonados en bolsas en Huancavelica.(Foto: PNP)

Es así que Pacco Montes retornó a Huancavelica y brindó una coartada a la Policía pero cayó en contradicciones y, finalmente, terminó por admitir su crimen. Dijo que había actuado en complicidad con la madre del niño. Esta mañana, agentes de la comisaría de Santa Anita capturaron a la parricida.

Es un hecho muy lamentable, el sujeto había salido recientemente de un penal por el delito de violación sexual y el impedimento para que prosiga su relación sentimental habría sido el niño […] Lo que ella nos contó fue algo escalofriante, se han dado un conjunto de situaciones, además fue a conciencia, no es un tema que haya sido accidental. No voy a brindar detalles para no herir susceptibilidades del público. Ella será trasladada a la ciudad de Huancavelica, donde se realizan las investigaciones”, señaló el general PNP Jorge Angulo, jefe de la Región Policial Lima, durante una conferencia de prensa.