Liderazgo de comunidades campesinas deberá incluir a mujeres obligatoriamente

El día de ayer se publicó la Ley 30982, que modifica la Ley General de Comunidades Campesinas, para fortalecer el rol de la mujer en dichas comunidades.

Con ese propósito dispone que se incluya un número no menor de 30% de mujeres en la conformación de la Directiva Comunal, órgano responsable del gobierno y administración de la comunidad.

La ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Gloria Montenegro, consideró esta norma como un avance en la igualdad entre hombres y mujeres.

“Acciones como esta, evidencian que todos los Poderes del Estado y las instituciones podemos trabajar para lograr tener un país más inclusivo, igualitario y respetuoso”, expresó Montenegro Figueroa.

Consideró que la participación femenina en la Directiva Comunal debe ser vista como un avance hacia la igualdad entre hombres y mujeres; hasta alcanzar la paridad, según informó Andina.

“Ahora, las mujeres tendrán mayor intervención en las decisiones relativas a la propiedad comunal de la tierra, el trabajo comunal, la ayuda mutua y todos los aspectos relativos al gobierno democrático de las Comunidades Campesinas”, indicó.

La ministra de la Mujer sostuvo que la participación activa de las mujeres beneficia a la propia comunidad, porque ellas mantienen y transmiten los saberes ancestrales de cuidado de la tierra y el agua, de la agricultura familiar y son líderes en materia de prevención de la violencia.

“Es un reconocimiento a su liderazgo y al valor que ellas tienen en su comunidad y para el país”, manifestó.

Recordó que actualmente el 97 % de las presidencias comunales de nuestro país están a cargo de varones. Según el INEI, al 2017, las mujeres indígenas en el Perú son más de 3 millones, representando el 51,4 % de la población indígena y el 26% del total de las mujeres del país.

La norma se enmarca, en el Objetivo de Desarrollo Sostenible 5, sobre Igualdad de Género, que la señala no solo como un derecho humano fundamental, sino como la base necesaria para conseguir un mundo pacífico, próspero y sostenible.

Gloria Montenegro invitó a las mujeres de las comunidades campesinas a seguir participando activamente en su desarrollo e invocó a los comuneros hombres a respetar y fomentar la participación de las mujeres, lo cual redundará en beneficio de su comunidad y del país.