Liberan sana y salva a niña secuestrada en Ucayali

Sana y salva fue liberada la niña de 9 años, secuestrada de la tienda de su casa en el distrito de Tahuanía, provincia ucayalina de Atalaya, luego de permanecer varios días en cautiverio. El desenlace fue positivo gracias al trabajo coordinado entre el Ministerio Público, la Policía Nacional y los familiares de la víctima.

Fue puesta en libertad tras una comunicación entre los secuestradores y la familia, en la que se pidió que la tía de la víctima recoja a la niña; la entrega se concretó alrededor de las 17:00 horas del sábado 20 de febrero, a la altura del kilómetro 41 de la carretera Fernando Belaunde, en el centro poblado Nuevo Porvenir, provincia de Puerto Inca, Huánuco.

“Ese siempre ha sido nuestro trabajo, que la víctima y la sociedad sientan que el Estado, a través del Ministerio Público, está a su servicio en defensa de sus derechos; allí están los resultados, estoy contento porque salimos victoriosos de este evento criminal”, refrió el fiscal superior Ricardo Pablo Jiménez Flores, presidente de la Junta de Fiscales Superiores de Ucayali, quien acudió a Tahuanía para hacer seguimiento al caso.

Cuando se trabaja coordinadamente en la investigación del delito con el binomio Policía-Fiscalía los resultados son positivos, y en este caso la preocupación era rescatar a la niña sin que salga lastimada; recuperarla sana y salva y entregarla a sus padres, objetivo que se logró, aseveró.

“Ahora toca continuar con la investigación hasta capturar a los secuestradores y entregarlos a la justicia; este es nuestro segundo objetivo. Los fiscales nos encontramos al servicio de la sociedad y la única satisfacción que tenemos es el deber cumplido como ha sucedido en el presente caso”, remarcó el presidente de la Junta de Fiscales Superiores de Ucayali.

Los secuestradores habrían tomado la decisión de entregar a la pequeña al sentirse cercados por las autoridades y, al parecer, llegar a una negociación económica con la familia. Lograron escapar de los policías en la zona donde la liberaron, repeliendo con disparos y aprovechando la espesura de la Selva y la entrada de la noche.