Liberan a española que fue secuestrada por secta peruana

Patricia Aguilar, una joven española que fue reportada como desaparecida por sus familiares en el 2017, tras cumplir la mayoría de edad, fue hallada en la selva peruana junto a presuntos integrantes de una peligrosa secta latinoamericana.

Tras año y medio, la joven valenciana ha sido trasladada a Lima junto Marjorie García Valverde, quien se encuentra embarazada y Paola Juana Vega Lázaro, de 42 años, mujeres que fueron rescatadas de la misma vivienda ubicada San Martín de Pangoa, en la selva de Junín.

También fueron trasladados cinco niños de diferentes edades, entre los que figuran uno de apenas unos meses que Aguilar habría dado a luz en mayo. Todos se encontraban en condiciones insalubres, con signos de violencia y los más pequeños sin escolaridad.

La Fiscalía de Trata de Personas, a cargo del cargo, presume que la joven fue captada por la secta Gnosis Perú, cuyo líder, Félix Steven Manrique, fue detenido al momento del rescate de la joven.

Según la prensa española, el padre de la desaparecida logró advertir que la muchacha había sido captada por una secta a través de internet, tras encontrar mensajes y apuntes. Steven Manrique habría convencido a Patricia Aguilar de abandonar su hogar y su país para unirse a él.

“Este hombre la fue enamorando desde que ella tenía 16 años, aprovechando que Patricia había sufrido la pérdida de un familiar con el que estaba muy unida, hasta los 18 cuando consiguió que abandonara su casa”, informó una prima de la española identificada como Noelia Bru.

El presunto líder de la secta, conocido bajo el nombre de ‘Príncipe Gurdjieff’, se habría presentado como un enviado para encontrar la salvación, y según medios españoles, suele aprovecharse de menores inestables para captarlas a través de redes sociales y motivarlas a abandonar sus hogares.

Sepa más

En junio del 2017 Patricia Aguilar se comunicó con medios nacionales peruanos y aseguró que estaba en nuestro país por propia voluntad.

“He venido aquí por mi libre voluntad. Yo estoy aquí, no tengo ningún problema. No estoy captada por ninguna secta, ni por ninguna institución y por ninguna persona natural. Yo estoy aquí por mi propia voluntad y porque quiero estar aquí”, contó la joven española.