¿Lesiones por teletrabajo? Sigue estos consejos para evitarlas mientras dure la pandemia.

Especialistas del Seguro Social de Salud señalan que el trabajo a distancia ha permitido pasar más tiempo en casa; sin embargo, muchas veces el cambio de rutina a la nueva adaptación de un escritorio improvisado puede causarnos molestias en el cuerpo generándonos enfermedades o inflamaciones.

El Licenciado Marco Calderón del servicio de Rehabilitación Física del Hospital Rebagliati, nos explica que una lesión ergonómica es un sobreesfuerzo de los músculos y tendones que generan dolor e inflamaciones, generalmente degenerativas en la espalda o extremidades del cuerpo.

La ergonomía tiene como objetivo adaptar el trabajo a las capacidades y posibilidades del trabajador y evitar así la existencia de los riesgos ergonómicos específicos, en particular los sobreesfuerzos, estos pueden producir trastornos o lesiones músculo-esqueléticos, originadas fundamentalmente por la adopción de posturas forzadas, la realización de movimientos repetitivos, por la manipulación manual de cargas y por la aplicación de fuerzas.
En este contexto, el especialista en rehabilitación del hospital Rebagliati recomienda tener en cuenta la postura y cómo nos sentamos cada vez que el reloj marque una nueva hora, también nuestro cuerpo debe calzar exacto con el asiento desde que nuestros pies toquen el suelo hasta que nuestras rodillas hagan un ángulo de 90°.
Evite el abandono del respaldo mientras permanezca sentado y utilice el respaldo de su silla. Se recomienda no sentarse en la mitad delantera del asiento.
Lea también: ¡Cuidado con los audífonos durante el teletrabajo y la educación virtual!
Si la silla que utilizamos no cuenta con estos elementos, hay que acercarse lo más posible al escritorio. Se debe evitar la compresión del antebrazo (Utilice un apoya muñeca y/o una mesa con borde redondeado para evitar la compresión del antebrazo)
Se recomienda renovar cada cierto tiempo  los útiles de escritorio  y equipos de trabajo que se utilizan. No hay que descuidar la iluminación y el ambiente sonoro que pueda afectar.
Evite sobrecarga en las extremidades, en especial sobre la mano derecha; para ello, utilice el mouse alternadamente en su mano derecha e izquierda. No debe sobrecargar su mano derecha por el uso intensivo del teclado numérico y el mouse.
El punto más alto del monitor debe situarse a nivel de los ojos o ligeramente por debajo. La distancia de la pantalla que se recomienda es entre 65 y 70 centímetros con respecto del ojo, la pantalla debe estar inclinada.
Lea también: Pleno del Congreso aprueba ley que regula el teletrabajo
El tamaño del mouse debería ir en concordancia con el tamaño de la mano, haciendo que los dedos coincidan sobre los diferentes botones sin tener que extenderlos o flexionarlos. De preferencia, se debe reposar la mano de forma natural y relajada sobre el ratón. Como recomendación, se debe evitar el uso de mouse excesivamente planos o abombados.

Asimismo se recomienda realizar una pausa activa por cada 2 horas de teletrabajo continúo. Alternar las actividades, tomar agua, moverse, estirarse, entre otros, pueden ayudar a prevenir lesiones osteomusculares, disminuir el estrés y la sensación de fatiga, mejorar la atención y la concentración, y mejorar la postura.
Además, es importante organizar horarios de trabajo desde el tipo de jornada, duración, pausas y actividades para facilitar el margen del tiempo sin descuidar la ergonomía personal de quien hace el teletrabajo.

Fuente: andina.pe