Ledesma: Debió aclararse causal de “incapacidad moral permanente”

Con los votos de los magistrados Ernesto Blume, José Luis Sardón, Augusto Ferrero Costa y Manuel Miranda, se declaró improcedente la demanda competencial que interpuso el Poder Ejecutivo en contra del Congreso de la República por el proceso de vacancia de Martín Vizcarra por la causal de incapacidad moral permanente.

La presidenta del Tribunal Constitucional, Marianella Ledesma, claramente molesta, precisó que el argumento de los magistrados que decidieron declarar improcedente el recurso fue el de “sustracción de la materia”, al señalar que Martín Vizcarra ya está vacado y no hay nada que resolver.

“Hay cuatro magistrados del Pleno del TC que han dicho que el tribunal no tiene por qué pronunciarse, han usado la figura de sustracción de la materia diciendo que sencillamente el señor Vizcarra ya está vacado y (…) se han orientado por decir que no hay nada qué resolver, nada qué decidir, ni nada en qué pronunciarnos”, dijo.

Hemos perdido una oportunidad histórica

Ledesma enfatizó que junto a los otros magistrados, Eloy Espinosa-Saldaña y Carlos Ramos, tenían una posición contraria. Consideraron que sí debían pronunciarse al respecto y regular la amplia interpretación de la causal de vacancia. Sin embargo, nuestros votos fueron minoría.

Somos tres magistrados los que sostenemos que el procedimiento usado por el Parlamento fue indebido; y que se debía determinar los parámetros ante una próxima moción de vacancia con la causal de “incapacidad moral permanente”.

«Hemos perdido una oportunidad histórica como tribunal», concluyó.

A su vez, el tribuno Eloy Espinosa-Saldaña manifestó: “creo que el TC ha perdido una importante oportunidad de corregir una deficiencia del texto que puede llevar a la situación que hemos vivido recientemente, con tres presidentes en una semana. La espada de Damocles no se mueve”.

No debemos echar leña al fuego

Por su parte, Ernesto Blume, sobre la demanda competencial señaló que no correspondía un pronunciamiento del Tribunal Constitucional, ya que al tener a un nuevo presidente de la República, “no contribuye” que se esté “echando leña al fuego” y se esté “haciendo crecer esta situación”.

El magistrado indicó que al tratarse de un procedimiento que “concluyó con el archivamiento de la solicitud de vacancia”, lo que corresponde es “declarar la sustracción de la materia”.

“¿En qué sentido hemos declarado improcedente la demanda? Por haberse producido la sustracción de la materia, en razón que el inicio y prosecución del procedimiento de declaración; la vacancia que dio origen a la demanda, que fue el primer procedimiento, concluyó con el archivamiento de la solicitud de vacancia al no haber obtenido el número de votos mínimo exigido”, detalló.

La incapacidad moral se ha usado muy poco

Ernesto Blume manifestó que la incapacidad moral es una cláusula presente en la Constitución Política, que “ha sido usada en muy pocas oportunidades y es competencia del Congreso”; puede utilizarla “de acuerdo a la coyuntura”.

Cuestionó la actitud de la presidenta del TC, Marianella Ledesma, quien votó a favor de la procedencia de la demanda competencial.

“Es una posición muy respetable con la cual nosotros disentimos; y así como es respetable el punto de vista de ella, es respetable el punto de vista de los magistrados que hemos hecho resolución en mayoría. Lo que la magistrada presidenta está obligada a defender y representar porque ella representa al tribunal”, dijo.

En otro momento, Ernesto Blume defendió que las deliberaciones del tribunal no sean públicas; ya que “de acuerdo a la ley orgánica del TC y al reglamento normativo, nuestra función se desarrolla dentro de la reserva”.

Fuente: elbúho.pe