¡Lamentable! Encuentran restos de joven enfermera desaparecida en Piscobamba

Alejandrina Rosales Picón, era una joven estudiante del Instituto Superior Tecnológico Público de Piscobamba, de la especialidad de Enfermería, que desapareció el 28 de julio del año en curso, sin dejar ningún rastro y era buscada por su padre quien entre lágrimas pedía apoyo de las autoridades; hasta que el último miercoles 09 de setiembre, la policía encontró su cuerpo sin vida.

Sus restos en completo estado de putrefacción y devorados por perros, fue ubicado a 7 kilómetros aproximadamente de la ciudad de Piscobamba, cerca al paraje denominado Tocana.

Al parecer, la infortunada mujer habría sido víctima de agresión sexual, por parte de los atacantes, quienes la condujeron hasta ese inhóspito y desolado paraje para dar rienda suelta a sus bajos instintos, según investigaciones preliminares de las autoridades locales.

También se encontró su cartera y blusa que llevaba consigo el día que fue vista por última vez incluso la carcasa de su equipo celular, más no el mismo equipo; posiblemente ocultado por los sujetos para desaparecer las evidencias.

Por otro lado, este jueves 10 de setiembre arribaron a Piscobamba, la policía de la División de Investigación Criminal de la ciudad de Huaraz, a efectos de esclarecer la muerte de la estudiante e identificar a los posibles autores del horrendo crimen, y encontrar justicia.

Los hechos

Como se recuerda el pasado 28 de julio del 2020, Alejandrina Rosales Picón de 22 años de edad, salió de su casa para realizar sus labores cotidianas y nunca más volvió; sucedió el hecho en el distrito de Piscobamba, provincia de Mariscal Luzuriaga, región Áncash.

La joven mujer fue ubicado a 7 kilómetros aproximadamente de la ciudad de Piscobamba, en la parte alta cerca al paraje denominado Tocana, otra fuente indicó que el lugar era Chinchanco Pampa a espaldas de Chuntahirca, al momento de encontrarla hallaron preservativos usados, también se encontró su cartera que portaba siempre, así como la carcasa de su celular.

Don César Rosales, padre de la víctima con lágrimas en los ojos dijo, que hay sospechosos que la policía debe de capturarlos para su investigación, por la muerte de su hija, quien era estudiante de enfermería del Instituto Superior Tecnológico Público de Piscobamba.