Lambayeque: autoridades recuperan sitio arqueológico Cerro El Combo

Alrededor de 50 familias que habían invadido el sitio arqueológico Cerro El Combo, ubicado en el distrito de Pomalca, provincia de Chiclayo, fueron desalojadas por la Unidad Ejecutora 005 Naylamp-Lambayeque, la Dirección Desconcentrada de Cultura y el Museo Tumbas Reales de Sipán, con el apoyo de la Policía Nacional del Perú.

En cumplimiento de la Ley N° 30230, la recuperación extrajudicial, que tuvo una duración de dos horas, se inició ayer a las siete de la mañana cuando arqueólogos, abogados y 50 policías accedieron a la zona arqueológica.

El operativo se desarrolló pacíficamente, de tal forma que las personas que se encontraban en el lugar retiraron sus pertenencias que tenían en las chozas establecidas ilegalmente. Luego, efectivos policiales retiraron las esteras y otros materiales que dejaron los invasores.

El director de la Unidad Ejecutora 005 Naylamp Lambayeque, Jaime Valladolid Cienfuegos, indicó que el Ministerio de Cultura hará uso de los medios legales para proteger al patrimonio arqueológico.

La invasión de Cerro El Combo se produjo el 7 de julio por una asociación denominada “Los Ángeles de Pomalca”, la cual cercó el lugar con alambrado de púas, construyó chozas de palos y esteras, y hasta realizó excavaciones que afectaron al monumento.

El 9 de julio último, el Ministerio de Cultura notificó a los invasores, a quienes se les exhortó a retirarse del lugar, pero ellos hicieron caso omiso.

Cerro El Combo es parte del paisaje cultural del Valle Chancay-Lambayeque y fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación por Resolución Directoral Nacional N° 615/INC de fecha 11 de agosto de 2004.

De acuerdo a prospecciones realizadas en 2010 por el Museo Tumbas Reales de Sipán, el lugar presenta vestigios del período formativo Chimú.

El director de la Unidad Ejecutora 005 Naylamp Lambayeque del Ministerio de Cultura, instó a la población a proteger nuestro patrimonio cultural y también a no dejarse engañar por traficantes de terrenos o personas inescrupulosas que incitan a ocupar y depredar nuestro legado histórico.