La vacuna de Pfizer se puede conservar a temperatura normal de refrigerador

El proceso de vacunación contra el coronavirus a nivel mundial puede recibir un fuerte impulso con el anuncio de uno de los principales fabricantes de vacunas, Pfizer-BioNTech, acerca del proceso de conservación de su compuesto. Tras dos meses de aplicación del mismo han comprobado que su vacuna puede conservarse a temperaturas más altas de lo previsto inicialmente, lo cual podría simplificar la compleja logística de cadena de frío que requiere actualmente.

En principio, se señaló que la vacuna debería conservarse entre -60 y -80 grados centígrados hasta cinco días antes de su uso, lo que ha requerido un dispositivo de congeladores especiales y aplicación de hielo seco. Sin embargo, ahora el fabricante ha pedido a la administración estadounidense que la vacuna se pueda almacenar hasta dos semanas entre menos -25 y -15, comunes en congeladores y contenedores farmacéuticos.

“Si se aprueba, esta nueva opción de almacenamiento ofrecería a las farmacias y centros de vacunación una mayor flexibilidad en la administración de su suministro”, dijo el director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla. Además, el CEO de la compañía, Ugur Sahin, dijo que BioNTech y Pfizer continúan trabajando en “nuevas formulaciones” para hacer más sencillo el mantenimiento de la vacuna.

La vacuna fabricada por Moderna puede conservarse a -20° C durante seis meses y a temperatura normal de refrigerador hasta por 30 días. En semejantes valores se mueve la de AstraZeneca-Oxford.

Además, un estudio sobre 10.000 miembros del personal médico del hospital Sheba, en Tel Aviv, señaló que la primera dosis de la vacuna de Pfizer tiene una eficacia del 85% entre entre dos y cuatro semanas tras la inoculación.

Fuente: marca.com