La “tormenta perfecta”, así denomina la OMS a la crisis del COVID-19 que se vive en India

“Una tormenta perfecta”, así ha considerado la Organización Mundial de la Salud (OMS) al conjunto de factores que llevaron a India a convertirse en el nuevo epicentro de la pandemia del COVID-19 con más de 200 mil víctimas mortales y hasta 360 mil infectados en 24 horas.

De acuerdo con el ente sanitario global, el despunte de los contagios y las muertes no se debe únicamente a la nueva variante del coronavirus, conocida científicamente como B.1.617, aunque la propia organización ha reconocido que la cepa “tiene una tasa de crecimiento más alta que otras variantes que circulan en India, lo que sugiere que es más contagiosa”.

Pero a la ecuación también ha sumado la celebración de eventos religiosos masivos, como el Kumbh Mela, la peregrinación religiosa más grande del mundo, que semanas atrás reunió a millones de fieles hinduistas que buscaban darse un baño en las aguas sagradas del río Ganges.

Otras causas

Además, la vacunación avanza lentamente. Según el portal de estadísticas Our World in Data, de la Universidad de Oxford, solo el 8.69% de una población de 1300 millones de habitantes ha sido inoculada con al menos una dosis.

Como en cualquier país, la OMS ha dicho que la combinación de relajación de las medidas de protección personal, reuniones masivas y variantes más contagiosas mientras la cobertura de la vacuna es aún baja puede crear una tormenta perfecta”, dijo el portavoz de la OMS, Tarik Jašarević, en un correo electrónico a la cadena CNN.

El representante de la OMS ha apuntado además otro factor, que tiene que ver con el comportamiento de la población, que muchas veces acude, sin presentar casos graves, a los hospitales y los satura. Según Jašarević solo alrededor del 15 % de los pacientes con coronavirus requiere tratamiento hospitalario.