La Libertad: héroes de mecatrónica reparan ventiladores artificiales para salvar a pacientes con COVID-19

El laboratorio de la Escuela de Mecatrónica de la Universidad Nacional de Trujillo (UNT) se ha convertido en un taller de reparación de “pulmones artificiales”. Egresados, estudiantes voluntarios y un docente de la misma especialidad componen ventiladores mecánicos del Hospital Regional para devolverles la vida a pacientes con coronavirus en la región.

El lugar comenzó a cambiar piezas de robots por las de ventiladores pulmonares mecánicos un mes atrás, cuando el profesor Josué Cruzado Vargas comenzó a buscar “voluntarios” para la reparación de los equipos del referido nosocomio.

“Ha sido una tarea bastante difícil. Podemos conocer de electrónica, pero no teníamos experiencia en equipos médicos”, contó Luis Díaz López, quien se enteró de la existencia de este grupo de voluntarios vía Facebook. “Vi la publicación en la Fanpage de la escuela [de Mecatrónica] y no dudé en sumarme”, añadió.

De los cuatro ventiladores que ha entregado el Hospital Regional para su reparación, tres están prácticamente listos para ser devueltos y puestos a disposición de pacientes con Covid-19, aseguró Luis, quien egresó de la UNT en el 2015. “Solo les faltan algunas piezas para que sean entregados”, sostuvo.

Cuatro egresados y siete estudiantes de los últimos ciclos de ingeniería mecatrónica, además del profesor José Cruzado, forman parte de este entusiasta equipo de la UNT, al que el Hospital Regional ha puesto en sus manos valiosos equipos para salvar vidas de pacientes con el mortal virus.

Luis, de 27 años, no tiene hijos, pero su familia está confinada lejos de Trujillo. Para él, tampoco ha sido fácil dividir su tiempo con sus horas laborales y el taller de ventiladores mecánicos que inesperada y exitosamente se ha instalado en la Universidad Nacional de Trujillo.

“Todo el día lo tengo ocupado. A veces incluso tengo que viajar a Virú y no he podido asistir a unas reuniones de trabajo, pero lo importante es que estos equipos estén listos lo más pronto posible. Afortudamente, en la empresa han entendido mi labor y por ahí mi jefe me ha dado algunas licencias”, contó.

Observar videos y recibir una capacitación en el mismo Hospital Regional han sido clave, también, para que este grupo conozca las partes y el funcionamiento de un ventilador mecánico.

A ello se suma la voluntad de “mucha gente desinteresada” que ha comenzado a donar dinero para la adquisición de las piezas que necesitan los ventiladores para su funcionamiento.

“Ayer, una persona que ha pedido no revelar su nombre, donó S/ 500, la cantidad más alta que hasta ahora hemos recibido. Pero lo más sensible fue escuchar decir a una señora que donó S/ 50 que mientras ella cuidaba a su familia, nosotros cuidábamos a todos”, contó.

El número de celular de Luis es el 949126228. Aunque es difícil encontrar las piezas que requieren los ventiladores malogrados, es importante el apoyo económico que vienen recibiendo estos jóvenes para el éxito del taller. “Todo el dinero que estamos recibiendo está destinado a la reparación de los ventiladores”, afirmó.

Fuente: Diario Correo