La educación con tecnología es el futuro

Esta crisis le ha abierto los ojos a nuestras autoridades y los ha expuesto a una realidad que negaban constantemente: las estrategias de implementar tecnología por parte del Gobierno, han sido un fracaso.

Solo hace falta dar un vistazo rápido 2007, en el que el Gobierno intentó llevar a cabo el proyecto: «Una laptop por niño», que entre costo de laptops e implementación, gastó 44 millones de dólares.

Ahora se quiere pasar de una laptop por niño a una tablet por niño, y la idea no estaría mal, si no tuvieramos funcionarios incompetentes que no pueden llevar a cabo una compra de ese nivel.

Como bien menciona el ingeniero Rafael López Aliaga en una reciente entrevista: «los niños ya no están obligados a usar cuadernos o libros, usan tablets». Solo falta que el Gobierno de turno implemente su plan o deje el camino libre para que alguien capacitado arregle sus incompetencias.

Fuente: El diario de Jhon Ney