La adolescente palestina que abofeteó a un militar israelí sale de prisión

Arropada por su familia y el pueblo palestino. Así ha sido recibida la adolescente Ahed Tamimi en su salida de prisión, donde ha pasado ocho meses tras ser condenada por abofetear a un soldado israelí. La joven de 17 años que se ha convertido en todo un símbolo de la lucha contra la ocupación israelí ha vuelto este domingo a casa, donde según agencias internacionales dará una rueda de prensa.

Tamimi fue condenada por un tribunal militar israelí después de aparecer en un vídeo abofeteando a un soldado que estaba haciendo guardia delante de su domicilio. Las imágenes se divulgaron rápidamente y llegaron a la justicia israelí, quien la detuvo y la condenó a ocho meses de prisión.

Ahed Tamimi ha vuelto a casa arropada por sus familiares y decenas de manifestantes tras cumplir una condena de ocho meses (Abbas Momani / AFP)
La joven palestina, que entró a la cárcel con 16 años, está siendo trasladada a un puesto de control de Cisjordania, cuya ubicación ha cambiado varias veces desde que se notificara a las .3.00 GMT su liberación.

Detenida en diciembre, Tamimi fue condenada el pasado 21 de marzo tras aceptar un acuerdo con la Fiscalía y asumir los cargos de incitación y agresión con agravante, entre otros y después de que el vídeo donde abofetea a soldados israelí se difundiera e hiciera viral.

La población recibido la condena de Tamimi como una medida injusta y desmedida por lo que desde su encarcelamiento han denunciado la situación en las calles y en las redes sociales. El artista urbano Jorit Agoch le dedicó un retrato gigante pintado a modo de denuncia en la frontera de Israel con Cisjordania y el presidente palestino Mahmud Abas la alabó personalmente por su valentía.

Por su parte, el soldado israelí implicado, Elor Azaria, fue condenado a un mes más que la joven por matar a un asaltante palestino que, según medios locales, estaba herido y inmovilizado por lo que no representaba ningún peligro.