Keiko Fujimori: “Mi padre ya está estabilizándose y continúa bajo monitoreo”

La excandidata presidencial de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, afirmó que su padre, Alberto Fujimori, está estable y bajo monitoreo luego que fuera trasladado de emergencia la noche del viernes a una clínica por un problema de saturación de oxígeno en la sangre.

“Agradezco la preocupación y solidaridad por el estado de mi padre. Gracias a que se tomaron medidas inmediatas, él ya está estabilizándose y continúa bajo monitoreo estricto en la Unidad de Cuidados Intermedios. Le están realizando una serie de exámenes para tomar decisiones”, publicó esta tarde en su cuenta de Twitter.

Además, según comunicó el abogado de Fujimori, César Nakazaki, el exmandatario fue trasladado por personal penitenciario desde el penal de Barbadillo hasta la Clínica Centenario por sufrir de un descenso en la saturación de oxígeno.

El Popular

Asimismo, esta tarde, el congresista Alejandro Aguinaga (Fuerza Popular), médico de Alberto Fujimori, detalló que lo visitó en el nosocomio y los motivos por los cuales fue internado cerca de las 9 p.m. del viernes.

“No solo por la desaturación que ya era marcada, sino por un dolor precordial y cierta cefalea intensa, lo cual se traducía como consecuencia de una crisis hipertensiva que ha presentado. Se ha sumado a la baja de saturación que ya lo está convirtiendo en un paciente oxígeno-dependiente generalmente en las tardes”, manifestó en declaraciones a Canal N.

En ese sentido, Aguinaga comentó que el expresidente, preso por los delitos cometidos en los asesinatos de Barrios Altos y La Cantuta, así como otros delitos, señaló que está siendo evaluado por profesionales de la salud para determinar las acciones a tomar.

Como se sabe, el expresidente también estuvo internado en una clínica en octubre de 2018 por una afección cardiaca.

Fujimori cumple una condena de 25 años de cárcel por violación de los derechos humanos durante su gobierno entre 1990 y 2000.