Jóvenes ganan hasta S/400 al abrir cuenta de ahorros para que lo usen los ‘ciberdelincuentes’ [VIDEO]

“Es dinero fácil. Es lo que se hace ahora (abrir cuenta de ahorros para que lo usen terceros). Me pagaron S/350 por esto”. Así, suelta de huesos, sin la menor preocupación por su libertad, Britani Batallanos (19) admitió ante los agentes de la División de Investigación de Alta Tecnología (DIVINDAT) de la Dirincri que en su cuenta de ahorros le hicieron dos transferencias bancarias: S/27 mil y S/13 mil.


Integrante de la banda ‘Las Turris del Fraude’.

Esta joven fue capturada por la Policía el sábado último en su casa, en Comas, y es sindicada de pertenecer a la banda ‘Las Turris del Fraude’ que se dedica al delito informático en la modalidad de fraude informático y delito contra la tranquilidad pública-banda criminal, informó el coronel Orlando Mendieta, jefe de la referida unidad especializada.

“Así como esta chica, jóvenes de 18 a 21 años son captados por estas bandas y reciben entre 40 a 400 soles para abrir cuentas de ahorros, sin imaginar que podrían terminar presos por ser cómplices de bandas dedicadas al robo y estafas en el ciberespacio”, señaló.

Algunas de las 30 bandas que operan en el ciberespacio y 112 personas han sido capturadas.

Algunas de las 30 bandas que operan en el ciberespacio y 112 personas han sido capturadas.

“La mayoría de los que son captados por los ciberdelincuentes, a los que se les denomina ‘burritos’, siempre aceptan por necesidad económica. Pueden ser estudiantes, desempleados, fármaco dependientes y gente de poca monta”, manifestó el coronel.

Pero cómo están estructuradas estas bandas. Lo encabeza un hacker, que es el que envía en forma masiva los correos electrónicos o mensajes de texto con contenido de páginas clonadas de bancos pidiendo a las víctimas actualización de datos que incluye la clave secreta de sus cuentas bancarias y el que también realiza las transferencias bancarias.

Luego sigue el dropper que es el enlace entre el hacker y el resto de la banda; los captadores que se encargan de buscar a jóvenes para convencerlos de que abran cuentas de ahorros; y los llamados ‘burritos’ los que abren las cuentas en los bancos y entregan las tarjetas y claves a sus captadores y estos últimos lo envían al dropper.

BANDAS CAPTURADAS

A la fecha, se han capturado a integrantes de 30 bandas de ciberdelincuentes y en la mayoría los detenidos son los que abren las cuentas de ahorros donde se realizan las transferencias bancarias y los captadores. Una de estas últimas es Rosa Galindo Barbarán (21), quien fue detenida el sábado último en Comas, luego que Britani Batallanos la delata como la persona que la captó y le pidió que abriera una cuenta de ahorros.

“Amistad, escúchame. No vas a querer las cards (tarjetas con las claves), pues las que te dije, la que tenía, las dos. Para ver si el lunes va a salir o no, porque están preguntando”, fue lo que le dijo Galindo a su cómplice cuando lo llamó por teléfono delante de la Policía. Ella indicó que le pagaron S/1,000 por captar a jóvenes que abrieron cuentas bancarias y por entregar las tarjetas y claves.

“Hemos capturado a 112 personas que han incurrido en el delito de fraude informático y las penas –según el Código Penal- alcanzan hasta ocho años de cárcel de acuerdo al rol que desempeñan en la banda criminal. En casos extremos, hay gente que es sorprendida pero también existen los reincidentes quienes han hecho una forma de vida siendo cómplices en este delito”, sostuvo el coronel Mendieta.

Recomendaciones de la Policía para evitar ser víctima de fraude informático. (PNP

Recomendaciones de la Policía para evitar ser víctima de fraude informático. (PNP )

Ante esto, el jefe de la DIVINDAT hizo un llamado a la ciudadanía y en especial a los jóvenes a no caer en las manos de bandas de ciberdelincuentes a cambio de unos soles. Recordó que “la tarjeta bancaria es de uso personal e instransferible y si lo entregan por su voluntad a terceros que lo van a utilizar como cuentas receptoras de dinero ilícito se están jugando su libertad porque están frente a un delito”.

Fuente: Diario Correo