Joven con aparente alteraciones mentales bajó por acantilado y puso en riesgo su vida.

Momentos de tensión se vivieron, cuando un joven de nacionalidad venezolana, quien habría estado bajo los efectos de alguna sustancia alucinógena, caminaba desafiante hacia los vehículos en medio de la autopista de la Costa Verde, en el distrito de Miraflores.

El joven por momentos se creía un policía de tránsito. Minutos antes movilizó a los serenos del distrito cuando decidió descender por el acantilado sin ninguna protección, tambaléandose por la falta de equilibrio.

Por suerte, los agentes municipales pudieron ayudarlo. Él parecía estar a salvo pero ciertos gestos, como el de apuntar como si tuviera un arma, indicaban que aún había cierto peligro. Además, tomó algunas piedras y las guardaba en una maleta que encontró en la playa Makaha.

JOVEN SE LANZÓ AL MAR 

Después de unos minutos puso de nuevo en aprietos a los agentes de Miraflores cuando se lanzó al mar aún bajo los efectos de alguna sustancia. Por suerte, el mar lo trajo de vuelta y fue auxiliado.

Cuando los agentes de la Policía Nacional del Perú (PNP) lo intervinieron reaccionó de forma agresiva. Luego, más calmado, el joven que dijo llamarse Jefrey Castillo Serrigorio Valera negó haber consumido alguna sustancia alucinógena.

Finalmente, fue llevado a la comisaría de Miraflores, lugar en el que deberá someterse a las investigaciones y así evitar que se convierta en un riesgo para otras personas.

Fuente: Panamericana