Japoneses revelan que las líneas de Nazca no son lo que parecen

Científicos japoneses realizaron un estudio ornitológico de 16 geoglifos de aves en el desierto de Nazca en Perú y revelan que lo que hasta ahora se creía que era un colibrí, es en realidad un zorzal ermitaño.

En el estudio publicado en la revista científica el Journal of Archaeological Science: Reports, se reseña que otros dibujos de aves que se creía que eran cóndores o flamencos no tenían las características esenciales para ser identificados como tales, pero eran demasiado incompatibles con las aves peruanas modernas para justificar una nueva clasificación, explican los científicos japoneses.

“La gente de Nazca que dibujó las imágenes pudo haber visto pelícanos mientras recolectaban comida en la costa. Nuestros hallazgos muestran que dibujaron aves exóticas, no locales, y esto podría ser una pista de por qué las dibujaron”, explicó Masaki Eda del Museo de la Universidad de Hokkaido.

“Observamos de cerca las formas y tamaños relativos de los picos, cabezas, cuellos, cuerpos, alas, y patas de las aves y los comparamos con los de las aves modernas en Perú”, aseveró Masaki Eda.