Italia bloquea el envío de vacunas anticovid de AstraZeneca a Australia

Italia anunció el jueves el bloqueo de la exportación a Australia de vacunas desarrolladas por el laboratorio AstraZeneca contra el covid-19, en base a una normativa de la UE.

Roma anunció su decisión el 26 de febrero a la Comisión Europea, que no emitió ninguna objeción. El ministerio de Relaciones Exteriores precisó en un comunicado que este rechazo a la exportación afecta a 250.700 dosis del laboratorio sueco-británico.

El envío fue frenado ante “la escasez sostenida de vacunas en la UE y en Italia y el retraso en el suministro de AstraZeneca en la UE e Italia”, explicó el comunicado oficial.

Australia, además, no es considerado un país “vulnerable” ante la pandemia, y además pidió un “alto volumen de dosis”.

Italia precisó que Australia solicitó el permiso de exportación el 24 de febrero, y Roma lo reenvió a la Comisión Europea dos días después, solicitando al mismo tiempo su rechazo.

Con el apoyo de la Comisión Europea

“La propuesta italiana de denegación de autorización contó con el apoyo de la Comisión Europea”, precisó una fuente diplomática europea a la AFP en Bruselas.

La cancillería italiana “emitió la denegación de la exportación el mismo día en que la Comisión informó a Italia de que estaba de acuerdo con la medida” explicó esa fuente.

El 28 de enero, bajo fuerte presión por las dificultades de AstraZeneca en distribuir la cantidad negociada de dosis de la vacuna anticovid, la UE anunció un sistema de monitoreo de la exportación del producto.

El sistema, denominado “Mecanismo de Transparencia y Concesión de Licencias para las Exportaciones”, tiene formalmente como objetivo recopilar información sobre la producción de la vacuna contra el covid-19 que se enviará fuera de la UE.

Funcionarios de la UE dijeron en ese momento que se trataba de una “medida de emergencia” y no estaba dirigida contra ningún laboratorio en particular, pero claramente ofrece a los estados miembros la posibilidad de vetar envíos fuera del bloque si no eran considerados “legítimos”.

Al anunciar ese nuevo sistema de control, una fuente en Bruselas que habló bajo condición de anonimato aseguró que no se trataba de una “prohibición de exportación” aunque admitió que podría ocurrir “en un caso raro” una negativa a autorizar la venta.

Reacción australiana

El ministerio australiano de Relaciones Exteriores minimizó el viernes el impacto de la decisión de Italia en su plan de vacunación.

La entrega de dosis de AstraZeneca que ha bloqueado el gobierno italiano “no estaba integrada en nuestro plan de distribución para las próximas semanas, declaró a la AFP un portavoz del ministerio. “Solo es una carga que viene de un solo país”, precisó.

Australia, que aprobó la vacuna de AstraZeneca a mediados de febrero, ya ha recibido unas 300.000 dosis de la misma y las primeras serán administradas el viernes a personal sanitario en el sur del país.

Estas 300.000 dosis, que se suman a las de Pfizer, deberían permitir aguantar hasta que el ritmo de la producción australiana de AstraZeneca aumente. Está previsto que se produzcan unos 50 millones de dosis localmente.

La Comisión Europea empezó a imponer a finales de enero salvaguardias a las exportaciones de vacunas contra el covid que se producen en la UE para mantener el control de las dosis destinadas a los 27 países miembros. Italia es el primer país de la UE en utilizar esta prerrogativa.

En Italia, 1,52 millones de personas ya fueron vacunadas, en su mayoría personal sanitario y personas de edad avanzada. Con una población de unos 60 millones, el país ya aplicó 4,8 millones de dosis en total.