Intervienen prostíbulo en Arequipa y dueño cuenta que tuvo que abrir porque tiene deudas

Un restaurante turístico que en realidad era un prostíbulo clandestino funcionaba sin respetar las medidas impuestas por el Ejecutivo para frenar el avance del coronavirus, en el distrito de Mollendo de la provincia de Islay, en Arequipa.

El propietario del local “De Kameron”, Gregorio Ninahuamán Valdivia, dijo que tuvo que abrir su negocio porque tiene deudas con el banco.

Agentes de División de Inteligencia de la IX Macrepol Arequipa; así como de la comisaría de Mollendo llegaron hasta el local de la calle Mariano Santos Pacheco N° 127, el cual estaba funcionando en pleno toque de queda.

En el interior hallaron a siete féminas, entre ellas una colombiana y otra venezolana, vistiendo diminutas prendas; así como a siete parroquianos. Durante el registro se hallaron varias habitaciones en donde se practicaba el meretricio clandestino. También se hallaron bebidas alcohólicas.

Los intervenidos fueron llevados a la comisaría de Mollendo a fin de realizar las diligencias conforme a ley, por encontrarse inmersos en el presunto delito contra la salud pública – violación de las medidas sanitarias, así como presunto delito de favorecimiento a la prostitución.

Uno de los agentes le explicó al dueño del negocio que estaba incurriendo en un delito, pero éste le dijo que tenía muchas deudas con el banco y necesitaba trabajar.

“Recién nomás he abierto, es que tengo deudas con el banco”, explicó a los agentes del orden.

La intervención se realizó en el marco de plan de operaciones Fortaleza 2020 dispuesto por el jefe de la IX Macro Región Policial (Macrepol),general PNP Víctor Zanabria.