Instituto de Medicina Tropical de la UPCH pide renuncia de rector por el caso “Vacunagate”

El Instituto de Medicina Tropical Alexander von Humboldt – UPCH pidió la renuncia de Luis Varela Pinedo, rector de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, y más autoridades universitarias por la aparición de sus nombres en la lista difundida por la citada casa de estudios en la que se registra a las personas que recibieron las dosis de la vacuna contra el coronavirus (COVID-19) desarrollada por el laboratorio chino Sinopharm.

En un comunicado publicado en su cuenta de Twitter indican que piden esta medida por el bienestar del futuro de la universidad, de sus estudiantes y profesores, quienes quieren ser liderados por personas que den el ejemplo, y porque además el accionar de los involucrados han puesto en tela de juicio el prestigio de la citada casa de estudio superior.

“Solicitamos que usted señor Rector y las autoridades universitarias que hayan sido vacunadas, sin ser personal del estudio ni tener contacto con situaciones de riesgo propias del estudio clínico, renuncien a sus cargos. Consideramos que esto es esencial para recuperar la credibilidad de la comunidad herediana, especialmente de sus alumnos, de la sociedad, y de los miles de voluntarios que participan en estudios de investigación de la UPCH, se lee en el pronunciamiento firmado por miembros del Comité Directivo del Instituto de Medicina Tropical Alexander von Humboldt.

Asimismo, el grupo de profesionales remarcó que las noticias respecto al uso de la entonces candidata a vacuna de Sinopharm, por fuera de las asignadas para el ensayo clínico, no es una práctica regular.

“Sin embargo, en una situación excepcional y bajo la premisa de usarlas para potencialmente proteger al personal directamente expuesto, debió ser hecho de manera transparente y junto con las entidades reguladoras correspondientes. La lectura de la lista de las personas que recibió el producto de Sinopharm evidencia claramente que muchas no participaban directamente del estudio”, indica

En ese sentido, expresaron que los hechos conocidos por la opinión pública sean investigados, pero “que no afecten la correcta ejecución del estudio” que es de tanta importancia para el país, y que los resultados sean reportados de manera rigurosa en revistas científicas por pares, para con ello fortalecer las herramientas para la lucha contra el COVID-19.

En ese sentido, expresaron que los hechos conocidos por la opinión pública sean investigados, pero “que no afecten la correcta ejecución del estudio” que es de tanta importancia para el país, y que los resultados sean reportados de manera rigurosa en revistas científicas por pares, para con ello fortalecer las herramientas para la lucha contra el COVID-19.

Asimismo, aseguraron miembros del del Comité Directivo del Instituto de Medicina Tropical Alexander von Humboldt – UPCH y otros integrantes de la citada universidad ignoraban los hechos publicados con el caso denominado Vacunagate por lo que se encuentran consternados.

“Hemos tomado conocimiento también que miembros de nuestro instituto han recibido estas vacunas sin haber sido voluntarios de ensayo clínico ni miembros del equipo con exposición al virus. Lamentamos que ello haya ocurrido en las condiciones que ahora son de conocimiento de la ciudadanía”, añadió.