Inician ensayos de vacuna y desciende curva de muertes

Presidente Vizcarra anunció decreto para garantizar la adquisición de vacunas de otros laboratorios. Cifra diaria de hospitalizados por COVID-19 también disminuyó.

Los ensayos clínicos de la candidata a vacuna del laboratorio Sinopharm se iniciaron ayer con 21 voluntarios. Una joven participante resumió así sus motivos: “quiero ayudar a la ciencia”. Segundos después, hizo su ingreso al Centro de Estudios Clínicos de la Universidad Cayetano Heredia (UPCH).

Germán Málaga, investigador principal del estudio, explicó que, dentro del centro, los seleccionados se registran con su DNI, son evaluados y firman un consentimiento. Tras ello, cumplen con un examen médico y, si están aptos, se les asigna un código que corresponde a la vacuna que recibirán. De inmediato se inicia con la inoculación de la primera dosis o el placebo y deberán permanecer unos 25 minutos siendo monitoreados. Luego podrán volver a casa.

El médico internista también dejó en claro que para la aplicación de la primera dosis no es necesario pasar por una prueba molecular que descarte el Covid-19.

Durante los próximos días seguirán vacunando a más inscritos, primero en grupos de 21 y luego será un número mayor, hasta completar los 3 mil reclutados por la UPCH.

Uno de los voluntarios inscritos dijo a La República que está a la espera de la llamada, pues ya ha recibido dos correos que le aseguran que pronto podrá ser parte de este estudio. “No les temo a los efectos secundarios, siento que puedo aportar en algo, a dar un paso adelante”.

Por la tarde, el presidente Martín Vizcarra anunció que para mañana ya se tendrían los análisis clínicos de los que vienen siendo vacunados.

Además, informó sobre la publicación de un decreto de urgencia que facilitará y garantizará la adquisición, conservación y distribución de vacunas contra el Covid-19 de diversos laboratorios a nivel mundial, sobre todo porque muchos de ellos piden un adelanto para asegurar la comercialización si es que sus vacunas resultan exitosas.

“No son triunfalismos”

Y tal como lo informó La República, el presidente Vizcarra señaló que en las últimas semanas se ha observado un descenso continuo en la curva de muertes, según datos del Sistema Informático Nacional de Defunciones (Sinadef).

El mandatario explicó que el pico máximo se alcanzó entre el 2 y el 8 agosto con 6.767 fallecimientos durante la semana. No obstante, entre el 30 de agosto y el 5 de septiembre el número disminuyó a 4.162 decesos. Asimismo, señaló que se ha visto una reducción en la cantidad de hospitalizaciones. El 16 de agosto había 14.060 camas ocupadas por pacientes, mientras que al 9 de setiembre la cifra disminuyó a 10.560. Sin embargo, dijo que ello “no debe llevarnos a triunfalismos”.

grupo larepublica