Indígenas que habitan cerca a zonas petroleras con altos niveles de plomo en la sangre.

Reveló investigación científica.

AMAZONÍA. Una investigación científica halló altos niveles de plomo en la sangre de grupos indígenas amazónicos que habitan cerca de puntos de extracción petrolera. Estos índices fueron detectados en habitantes de 39 comunidades de los pueblos Achuar, Quechua, Kichwa y Kukama, distribuidos en cuatro cuencas del norte de la Amazonía peruana.

El estudio señala que las vías más probables de exposición al plomo son la alimentación y las actividades ocupacionales de los pobladores que viven cerca de los Lotes 8 y 192. El plomo es un tóxico bioacumulativo que puede afectar a múltiples sistemas corporales y causar diferentes problemas de salud según la concentración y duración de la exposición y la edad al momento de la exposición.

Las alteraciones en los sistemas nervioso, inmunológico y reproductivo y los problemas renales y cardiovasculares están asociados con la exposición al plomo tanto en adultos como en niños. Dirigido por la doctora Cristina O’Callaghan-Gordo de la Universidad Oberta de Catalunya (UOC), el estudio se publicó el 6 de junio en la revista científica ‘Environment International’.

En el desarrollo del estudio se tomaron en cuenta entrevistas y muestras de 1047 personas, 209 de los cuales eran niños (menores a 12 años) y 738 adultos, entre mayo y junio de 2016. Para su realización, se contó con la participación de investigadores del Instituto Nacional de Salud (INC), la organización Perú Equidad, la Universidad San Francisco de Ecuador y de otras instituciones nacionales e internacionales.

De igual forma, se tuvo la colaboración de las organizaciones OPIKAFPE, FEDIQUEP, ACODECOSPAT y FECONACOR, federaciones indígenas que ocupan las cuencas de los ríos Marañón, Pastaza, Tigre y Corrientes.

Peligro sanitario

Como señala la investigación, dependiendo del grado y tiempo de la exposición, el plomo puede generar distintos problemas de salud en las personas.

Algunas de estas afectaciones pueden traducirse en alteraciones a los sistemas nervioso, inmunológico o reproductivo, así como en problemas renales y cardiovasculares.

«Unos niveles de plomo como los que encontramos en el Perú tienen efectos sobre la salud. De hecho, cualquier cantidad de este metal en la sangre implica consecuencias”, sostuvo O’Callaghan-Gordo para la agencia EFE.

Contaminación permanente

Mientras que la fabricación, el uso o quema de hidrocarburos son las principales fuentes de plomo en zonas industrializadas; en territorio amazónico, el origen de esta sustancia tóxica está vinculada a actividades extractivas.

La extracción petrolera en esta zona, como recuerda el estudio, inició en la década de 1970. Desde esos años, se han reportado innumerables afectaciones al medio ambiente.

Por otro lado, cabe mencionar que, en los últimos meses, se han denunciado derrames de petróleo en el Lote 8 que administra PlusPetrol. Estas filtraciones han llegado al río Corrientes, en cuya cuenca se registraron a los participantes con el mayor nivel de plomo de la reciente investigación.

Fuente: Actualidad Ambiental