Huaylas: condenan a cadena perpetua a padre por abusar sexualmente de su hija

Una menor de 13 años vivió un verdadero infierno, nada menos que, a manos de su propio padre, quien abusó sexualmente de ella y además la dejó embarazada, luego, ella terminó perdiendo el bebé producto del incesto.

El hecho ocurrió en la provincia de Huaylas; cuando el padre de la menor identificado como Sebastián Alberto Reyes Morales (41), alquiló una habitación cerca a su colegio “supuestamente” para facilitar sus estudios y no recorriera mucha distancia para llegar a su plantel; sin embargo, era él quien -en ocasiones- ingresaba a la misma habitación para dormir junto a su víctima.

Hace dos años, él mismo denunció la violación de su menor hija: aparentemente la pequeña, fue “interceptada” por un desconocido y abusada, pero luego de formular la acusación, nunca apareció para los exámentes legistas que corroboren dicha versión; por lo que todo hacía presumir que montó una escena para ocultar que la menor estaba embarazada.

La fiscal Elizabeth Marleni Ayala Guimaray, de la Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Huaylas, encontró inconsistencias en la versión de Sebastián Alberto Reyes Morales e inició una profunda investigación de lo ocurrido, determinando que era su propio padre, el autor de la violación y el embarazo.

Exámenes de ADN confirmaron que el bebé era del padre de la menor

Transcurrido el tiempo, la menor continuó con el proceso de gestación, pero su frágil cuerpo no pudo resistir el embarazo y perdió a su bebé.

Tras someter al pequeño a los exámenes de ADN , para determinar la paternidad; pues la víctima en todo momento negaba los abusos de su padre y este sujeto, también negaba la acusación fiscal. Sin embargo, los resultados corroboraron la versión de la fiscal Elizabeth Marleni Ayala Guimaray; el bebé, era producto de la violación.

Con estas pruebas se detuvo y envió a prisión a, Sebastián Alberto Reyes Morales, procesado por el delito de violación sexual de menor de edad; siendo hallado culpable por el Juzgado Penal Colegiado de Huaraz presidido por el juez Luis Javiel Valverde; quien lo condenó a cadena perpetua y al pago de una reparación civil de cinco mil soles a favor de la víctima.