Hermanos condenados por violar a dos menores de edad apelan cadena perpetua

Redacción Wayka

En febrero de 2021, el Poder Judicial ordenó cadena perpetua para los hermanos Miguel Angel y José Carlos Llanqui Pari, luego de que se probara que abusaron sexualmente de una niña de 4 años y un adolescente de 15 años, en Tacna. Ambos menores de edad son hijos de José Carlos Llanqui Pari.

Los sujetos apelaron la sentencia condenatoria, por lo que el próximo 14 de octubre, a las 11 de la mañana, se evaluará si dejarán sin efecto la cadena perpetua.

Allegados de las víctimas piden que la sala de apelaciones ratifique la condena para los violadores, quienes enfrentan otra denuncia porque habrían amenazado de muerte a la madre de las víctimas, mediante llamadas telefónicas, en cuatro oportunidades.

Las amenazas de muerte se habrían cometido entre julio de 2020 y 2021, cuando los hermanos permanecían en el penal de Pocollay, en Tacna, donde cumplían prisión preventiva. En ese sentido, la familia de los menores teme que los dejen libres.

Está pendiente que el Ministerio del Interior investigue a dos policías de Tacna, quienes actuaron como cómplices de los violadores.

Yeny Llanqui Maquera, hija de Miguel Angel Llanqui Pari, avisó a los hermanos de la existencia de una denuncia por violación sexual en contra de ellos, en noviembre de 2018, lo que les ayudó a huir y permanecer prófugos durante varios meses.

Luego de que denunciaran este hecho, Yeny Llanqui solo fue trasladada de la División de Investigación Criminal de la Policía Nacional a la región policial de Tacna.

El segundo policía involucrado fue identificado como Rodrigo Juan Chambi Tapia, quien ocultó en Tacna, durante un año, al violador José Carlos Llanqui Pari, a pesar de que figuraba en la lista de Los Más Buscados del Ministerio del Interior.

Los afectados también esperan que el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) separe a Carmen Paniagua, coordinadora del Centro de Emergencia Mujer (CEM) de Gregorio García, ubicado en Tacna. Según las víctimas, la empleada estatal se negó a brindarle apoyo legal, psicológico y social, cuando se denunció la violación sexual contra los dos menores de edad.

La exministra de la Mujer Silvia Loli prometió que le abrirían un proceso disciplinario, pero hasta la fecha Paniagua continúa laborando en el mismo CEM. Las quejas contra ella continúan de parte de familiares de otras víctimas de violencia de género.

La gestión de Loli solo brindó apoyo psicológico a los menores de edad, por lo que los afectados piden apoyo a la actual ministra de la mujer, Anahí Durand.