Guillermo Aliaga registra 67 llamadas con prófugo abogado de los ‘Cuellos Blancos’

El legislador Guillermo Aliaga Pajares se ha esmerado tanto en las últimas horas en desmarcarse de Los Cuellos Blancos del Puerto que hasta renunció a su puesto en la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales del Congreso, en la que investigaba al fiscal supremo Pedro Chávarry, según él para “evitar comentarios tendenciosos o suspicaces”. Pero no puede desaparecer los lazos que forjó en el pasado.

Cuando el dominical Cuarto poder le consultó sobre su reunión con el expresidente de la Corte del Callao, el detenido Walter Ríos, el representante de Somos Perú dijo que acudió para “acompañar” a su padre Guillermo Aliaga Manassevitz hasta un restaurante, pues era su padre quien se reuniría con el corrupto juez chalaco.

Sobre esa cita aseguró que no pasó del saludo a los presentes y luego se retiró. Entre los participantes también estaba Gianfranco Paredes, asesor de Ríos.

“Las relaciones y amistades de mi padre no las conozco, no puedo responder por lo que ha hecho o dicho mi padre”, insistió el segundo vicepresidente del Congreso.

Aunque ello, como mostrará Perú21, no lo distancia del acaparador círculo de Los Cuellos Blancos, la banda de jueces y fiscales que se enquistó en lo más alto del sistema de justicia para beneficiar a sus miembros.

¿Y el prófugo?
El congresista Aliaga registra 67 llamadas telefónicas con el abogado Marcelino Meneses Huayra en todo el año 2017. ¿Quién es este hombre de 54 años? Según la investigación de la fiscal Rocío Sánchez, es uno de los miembros de la organización criminal que encabezó Walter Ríos en el Callao. Un operador, hoy prófugo en Estados Unidos.

Muchas de esas comunicaciones se prolongan por más de diez minutos, y en la mayoría es el propio Aliaga el que contacta a Meneses, de acuerdo al registro de llamadas al que accedió este diario. Son 55 las veces que Aliaga llamó al letrado, por cuya ubicación la Policía ofrece una recompensa de S/20 mil.

Aunque el legislador intentó apartarse de Ríos, lo cierto es que Meneses Huayra sí era muy cercano al hoy detenido exmagistrado chalaco.

En un audio del 14 de febrero de 2018, al que este diario también tuvo acceso, se escucha a Meneses conversar con John Robert Misha Mansilla, chofer y activo operador del extitular de la Corte del Callao.

En la conversación, Misha le comenta al abogado que “el jefe”, en alusión a Walter Ríos, quiere reunirse con él el viernes de esa semana. Marcelino Meneses responde “claro, por supuesto, varón”, y le indica que, “de paso”, celebrarán el cumpleaños del juez, que fue el 13 de febrero.

“Tú sabes que el doctor (Walter Ríos) es nuestro jefe”, manifestó entre risas Meneses.

Meneses, oriundo de Huancavelica, tuvo 19 conversaciones telefónicas con Gianfranco Paredes, la mano derecha de Ríos, entre febrero y marzo de 2018.

Precisamente, Guillermo Aliaga Manassevitz, el padre del legislador, se reunió con Paredes y Ríos, y además tiene audios con estos dos personajes en los que se le escucha invitarlos a su restaurante El Cascajal.

Y si aún quedan dudas, hay grabaciones entre el padre del parlamentario y César Hinostroza, el sindicado cabecilla de toda la mafia.

De acuerdo al aspirante a colaborador eficaz 108-2018, Aliaga Manassevitz buscaba a Ríos para que apoye a su hermano Eduardo Aliaga con un proceso de violencia familiar. Pero el congresista dice no saber nada.

“Me sentí estafado”

Perú21 se contactó con el congresista para conocer su versión y solo accedió a contestar por escrito.

Indicó que conoció a Meneses “muchos años atrás” y que se lo presentaron “como profesional en temas legales civiles y penales”. Señaló que, cuando afrontó dos procesos en Huaraz, lo contrató “para que se apersone, presente escritos y asista a las audiencias, por lo cual se le pagó una suma de dinero”.

“Pero nunca cumplió con sus labores. Por eso me sentí estafado, es por esta razón que lo llamaba con insistencia, para que me devuelva el dinero entregado. Al final me devolvió una parte”, expresó. Aseguró que no es amigo de Meneses y que fue una relación “netamente laboral”.

Tenga en cuenta

-La empresa Corporación Gráfica SAC, cuyo propietario es Guillermo Aliaga Manassevitz, tiene una deuda de tres años con los hermanos Benavides al no pagar el alquiler de dos locales en La Victoria. Según Cuarto poder, Aliaga aún tiene pendiente la transferencia de S/250 mil en 25 cuotas y el desalojo. El parlamentario fue gerente general de la compañía hasta antes de ganar una curul en el Legislativo.

-El congresista Aliaga impulsó el proyecto de ley para permitir la circulación de taxis colectivos en el país, una de las iniciativas catalogadas de populistas.

-Somos Perú también inició una investigación interna de oficio para esclarecer los vínculos que tendría el legislador con Los Cuellos Blancos del Puerto.