Guido Bellido dispara contra la prensa, congresistas e insiste en expropiar gas

Raúl Cabrera.

Enviado Especial

El premier Guido Bellido llegó solo a Quillabamba, provincia de La Convención. Sin ministros, ¿síntoma que se queda solo en el gabinete? Cuando se coordinó la reunión multisectorial se garantizó la presencia de varios titulares de las carteras. No ocurrió así.

El primer ministro, convertido en el hombre más polémico del gobierno, escuchó las demandas de los convencianos. Pero él también habló ante un nutrido auditorio que pobló el campo deportivo de la Universidad Intercultural de Quillabamba (UNIQ). Lo hizo en quechua para que los periodistas no le entiendan.

En runasimi, insistió en la renegociación del contrato de gas de Camisea, pese a que el presidente Castillo ya le enmendó la plana varias veces. “Quieran o no, habrá renegociación del gas, sino que vuelva al pueblo”, dijo en clara alusión a una posible expropiación. Dijo que todos los estados renegocian los contratos.

Cusco es la región productora de este combustible. Hace décadas una de las aspiraciones de sus autoridades es construir una planta de fraccionamiento en Kepashiato para envasar balones de gas natural y abastecerse. Ese pedido se puso sobre la mesa. Bellido señaló que desde el Ministerio de Energía y Minas se verá la posibilidad de llevar adelante el proyecto.

Bellido juró como presidente del Consejo de Ministros el último 29 de julio. Foto: PCM
Bellido juró como presidente del Consejo de Ministros el último 29 de julio. Foto: PCM