Gobierno asegura la compra y distribución de vacuna contra el covid-19

El Consejo de Ministros aprobó un decreto de urgencia para facilitar el trabajo del Ministerio de Salud y la Cancillería en la adquisición, conservación y distribución de las vacunas contra el coronavirus.  

Así lo anunció ayer el presidente Martín Vizcarra, al precisar que el Gobierno no descuida temas de mediano plazo, como la vacuna. Explicó que el decreto dicta medidas extraordinarias en materia económica y financiera a fin de garantizar el acceso a ella.

“Este decreto de urgencia da el marco legal para que el Ministerio de Salud adquiera las vacunas y tengamos la seguridad de que cuando comience la comercialización haya disponibilidad para distribuirla a todo el Perú”, subrayó.

Sin ese decreto de urgencia, el Gobierno no tenía la facultad de hacer el pago anticipado por una adquisición.

El Mandatario recordó que existen coordinaciones con seis laboratorios de diferentes países, de los más prestigiosos en el mundo, que trabajan en la inmunización.

“No estamos solo con un laboratorio o con la tecnología y ciencia de un país, estamos con varios a la vez. De todos recabaremos las (futuras) vacunas y haremos el trámite correspondiente porque van avanzando en una sana competencia científica y tecnológica”, señaló.

Análisis clínico

El Jefe del Estado también anunció que mañana comenzará el análisis clínico de la candidata a vacuna que elabora el laboratorio Sinopharm de China a 6,000 voluntarios peruanos. Señaló que el Gobierno estará atento a la evolución de los resultados.

“Hemos visto el interés de muchos peruanos que se ofrecieron como voluntarios para recibir esta vacuna, que todavía es parte de la fase 3. Quiero anunciar que el viernes comenzaremos el análisis clínico en el Perú, en la Universidad Cayetano Heredia. (…) Vamos a ver cómo hacemos esta evaluación final para tener la disponibilidad de esta vacuna tan necesaria”, manifestó.

Voluntarios

Por su parte, Germán Málaga, investigador principal de estudio de vacuna de la UPCH, informó que los voluntarios pasarán por un examen médico y deberán firmar un consentimiento informado.

Explicó que luego de recibir la vacuna, los voluntarios pasarán a una sala de descanso, donde esperarán 25 minutos antes de retirarse.

Indicó que la prueba en fase 3 requiere de la participación de 6,000 voluntarios peruanos, a los que se les aplicarán dos dosis con tres o cuatro semanas de separación entre una y otra.

Cepas de Wuhan y Beijing

Se informó que de los 6,000 voluntarios, 3,000 serán vacunados en la Universidad Nacional Cayetano Heredia y los otros 3,000 en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. El segundo grupo de voluntarios podrán inscribirse tan pronto se habilite la página web. De la cifra global, 2,000 recibirán la cepa de Wuhan (la ciudad china donde se originó el virus); otros 2,000, la cepa de Beijing; y los 2,000 voluntarios restantes, el placebo.

Fuente: El peruano